Buscar
Fundamentos del Cambio Cultural

Más allá de las reformas estructurales, México necesita un verdadero cambio cultural. Esta revolución se refiere a aspectos como la cultura de la legalidad, esfuerzo y riqueza, educación, familia y la urgente necesidad de fortalecer una cultura emprendedora para aumentar nuestro capital empresarial.


Muchos de los conceptos culturales e instituciones fallidas que tienden a llevarnos al fracaso, son como un cáncer que surgió desde antes de la conquista y durante la Colonia: fueron impuestos primero por los conquistadores aztecas y después por los españoles en su visión medieval del universo. Desafortunadamente, estas ideas reforzadas durante siglos han contaminado la mente del mexicano y del resto de América Latina.


El cambio cultural no es algo que se pueda lograr de la noche a la mañana, a veces tarda generaciones en ocurrir. En México no tenemos más tiempo que perder. El mundo cambia vertiginosamente y debemos pensar cómo lograr que estalle una revolución cultural en nuestros jóvenes.

¿Cuáles son los fundamentos del cambio cultural?

Educación

Mientras el gobierno sea el empresario de la educación, las cosas no van a cambiar. Es un centralismo agobiante. Lo que se necesita es descentralizar completamente la educación y se necesita que los padres de familia nos involucremos en la escuela de nuestros hijos y que nosotros como padres les exijamos a los maestros.


Cultura de la legalidad

En México, con el legado histórico (de la conquista), pensamos que la ley es flexible y está diseñada para proteger al poderoso. Esta concepción hace imposible que la cultura de la legalidad eche raíces. Pero sin el imperio de la ley es imposible que los negocios prosperen. Dornbusch, el famoso economista, dice: “Los países desarrollados tienen leyes flexibles de aplicación rigurosa, pero los países de América Latina, tienen leyes rigurosas de aplicación flexible”. Eso genera la corrupción, porque con tantas leyes y de tan difícil aplicación, obviamente la informalidad es la salida.


Familia

Las mujeres enfrentan un entorno más complicado y retador que los hombres para lograr ser madres exitosas y profesionistas; es indispensable revalorar y apoyar su trabajo dentro y fuera de casa para lograr transformaciones positivas que requiere la sociedad mexicana. Es fundamental que la familia sea la plataforma desde la que despeguen las aspiraciones de los hijos para agregar valor a su comunidad.