Alternate Text

The Bridge

The Bridge

En los últimos días, en Estados Unidos arreció la demencia en torno a México: nos aturde el alud de falacias que buscan romper una alianza exitosa entre dos naciones. En medio de esta tempestad, un grupo de jóvenes de ambos países nos enseñan que las cosas pueden ser muy distintas.

En un proyecto llamado The Bridge, las orquestas juveniles Esperanza Azteca de Ciudad Juárez y El Paso Symphony Youth Orchestra, nos demostraron que la música es el lenguaje universal capaz de unirnos cuando intereses nefastos nos quieren separar.

Paradojas de la vida: durante el fin de semana posterior a la firma de una orden ejecutiva que demanda la construcción de un muro absurdo entre nuestros dos países, 200 valientes jóvenes de ambas naciones tendieron un poderoso puente musical que abarrotó sendos auditorios en ambos lados del Río Bravo. Al terminar sus magníficas ejecuciones, más de 3,000 personas aplaudieron de pié, con lágrimas en los ojos, ante la súbita convicción de una hermandad que ningún muro será capaz de romper –y esto no pasó desapercibido ante la prensa internacional.

Como nos recuerda Esteban Moctezuma, “cuando los corazones se enlazan, no hay gobierno que los separe”. A través del poder de la música, los jóvenes de las ciudades hermanas de El Paso y Ciudad Juárez están determinados a demostrar que hoy necesitamos puentes, no muros.





Sitios Relacionados

¿Te gustó este blog? ¡Califícalo!

Total de Votos: 44

Ranking: 4.45

Únete a la conversación


JULIO LABORIE., México, Ciudad de México.: 08 febrero, 2017

Debemos hacer acciones que nos alejen del concepto “Animal”. Debemos sacar la mejor versión que tenemos como seres humanos “Racionales”. En ese sentido, mi estimado amigo Don Ricardo es el mejor ejemplo que conozco en todos los aspectos, por eso soy su admirador número uno, ya que sin necesidad se ve y es magnánimo y próspero. Hoy más que nunca recibimos información. El país, está cada vez peor en todo, a pesar de tenerlo todo y que si nos quedáramos totalmente bardeados en nuestro territorio, seríamos autosuficientes. Y hasta nos desarrollaríamos realmente como pueblo. Ya no habría por lo menos la corrupción hacia USA. Ni habría necesidad de lavar dinero, como lo hacen en las grandes tiendas o almacenes. Eso sí, urge hacer la carretera “súper especial” para que atraviesen el país los barcos enormes que quieren pasar del pacífico al golfo y viceversa. Me viene a la mente que no hay necesidad de que el pueblo o el ejército arme una revolución. Si en USA hay una persona que se enfocó a ser presidente y lo logró a sus casi 71 años, por qué no da usted el todo para su México y se promueve para Presidente de la República. Entraría de 64 años. En USA, independientemente de las votaciones, se acostumbra por sus razones imponer una alternancia en la presidencia, esto es, entra un político y luego un empresario. Es tiempo de que México siga esa costumbre.

Domingo Saucedo, Nuevo Laredo 07 febrero, 2017

¡Excelente! Esa es la forma de responder ante la visión obtusa de un advenidizo que no tiene estatura moral ni intelectual para dirigir a una nación como EU. Sigan impulsando este tipo de iniciativas. Se requieren más esfuerzos solidarios ante las crecientes expresiones de racismo que se están registrando en diferentes ciudades del vecino del norte. Saludos.

entradas relacionadas

Encuentra tu elemento En memoria de Sir Ken Robinson
Seis reflexiones ante el inicio de la reapertura
Mises en México (1): el comercio es la paz