Alternate Text

Mensaje de fin de año a mis Socios de Grupo Salinas (2018)

Mensaje de fin de año a mis Socios de Grupo Salinas (2018)

Mensaje-de-fin-de-año-2018

Es momento de hacer una pausa para reflexionar sobre lo que juntos hemos logrado, analizar el entorno y los retos que enfrentamos e imaginar nuevos horizontes. Si nos tomamos el tiempo para meditar, el pasado siempre nos ofrece enseñanzas valiosas que podemos aplicar cuando tenemos la mirada puesta en el futuro.

Nuestros negocios siguen su marcha mientras nos expandimos a nuevas industrias donde ofrecemos productos y servicios innovadores que generan valor para nuestros clientes.

Para mejorar nuestro desempeño, este año, decidimos adoptar la metodología de Objetivos y Resultados Clave (ORCs) para medir el avance hacia nuestras metas en todos nuestros negocios.

Este sistema ha sido adoptado por algunas de las principales empresas tecnológicas a nivel mundial con excelentes resultados. Como todo lo que hacemos en Grupo Salinas, esta herramienta se convertirá en un hábito que nos permitirá alcanzar la excelencia mientras avanzamos hacia nuestros objetivos, con claridad de propósito. Todo esto tiene que ver con uno de nuestros valores principales: la Ejecución.

El entorno

El pasado primero de julio, los ciudadanos se expresaron contundentemente en las urnas para demandar un cambio en la forma de conducir al país. El nuevo gobierno tiene un mandato claro de terminar con la corrupción, combatir la pobreza y erradicar la espiral de violencia que ha sembrado el terror en muchas regiones del país. Es nuestro deber como ciudadanos ver hacia el futuro con optimismo y responsabilidad y contribuir para que el nuevo gobierno cumpla exitosamente su mandato.

Desde mi punto de vista, México enfrenta graves retos en tres temas fundamentales: (1) Libertad, (2) Estado de Derecho y (3) Prosperidad.

Libertad: sin esta cualidad desaparece la esencia humana. En mi opinión, entre todas las libertades, hay dos que son piedra angular de las demás: la libertad de expresión y la libertad de empresa. Sin la primera, seremos incapaces de defender con argumentos todas las demás y sin la segunda, no tendremos independencia material de quienes ejercen el poder político –como ocurre en los países socialistas–. Lo contrario de la libertad es el autoritarismo, algo que debemos evitar a toda costa. Por fortuna, nuestro país es profundamente liberal: los mexicanos amamos ser libres, pero debemos tener cuidado de alejarnos del otro extremo que es la anarquía, que destruye el Imperio de la Ley.

Estado de Derecho: bajo este concepto debemos considerar gobernabilidad y seguridad. Terriblemente, en nuestro país hemos perdido en estos dos frentes. El Imperio de la Ley es un concepto liberal porque evita que la libertad de cada uno interfiera con la de todos los demás –esto es especialmente importante entre gobernantes y gobernados–. La razón de ser del Estado es precisamente brindar seguridad a las personas.

Prosperidad: en los últimos 25 años, nuestro país avanzó significativamente en esta materia. Muchos no lo recuerdan, pero en los 70s y 80s las crisis eran recurrentes y devastadoras –la clase media prácticamente desapareció–. En el México moderno, aunque el producto nacional –medido a través de métodos totalmente anticuados —muestra un bajo crecimiento, el avance es constante (33 trimestres consecutivos de crecimiento) y en las regiones vinculadas al libre mercado el desarrollo es simplemente espectacular. Consideremos estados como Querétaro, Guanajuato o Nuevo León, con un dinamismo sobresaliente que contrasta con el atraso de estados como Oaxaca o Chiapas. La única forma de cerrar esta brecha es fomentar la competencia y atraer la inversión privada hacia los estados y regiones rezagadas.

Pero más allá del desarrollo económico, nuestra tarea como empresa debe ser la búsqueda de la Prosperidad Incluyente que, además de valor económico, también considera el Valor Social y el Valor Ambiental. Ya hemos hablado de estos conceptos fundamentales en este espacio.

Nuestros retos como empresa

Recientemente, llegó a mis manos un texto de Seth Godin donde describe la mediocridad corporativa. Se observan tres tipos:

  1. Mediocridad indiferente: que es donde todos los empleados han renunciado a hacer las cosas de una mejor manera. Es directamente proporcional a la escala del negocio.
  2. Mediocridad enfocada: en donde el desempeño de la organización se ubica intencionalmente en la media; es la estandarización por la estandarización que genera productos insignificantes. Es el acto de perseguir lo banal de manera que la mayor cantidad de gente se sienta lo suficientemente satisfecha como para no quejarse.
  3. Mediocridad accidental: que es cuando la gente no se ha dado cuenta de que no está alcanzando la excelencia en sus actividades cotidianas.

En Grupo Salinas no hay lugar para ningún tipo de mediocridad, en ninguno de nuestros negocios y en ningún nivel. De hecho, puedo decir que nuestro éxito se basa en el combate sin tregua a la mediocridad en todas sus formas.

Por ello, debemos agradecer a la competencia: un día nos copia un concepto de enorme valor para nuestros clientes, lo que a su vez incrementa el valor en el mercado y esto nos obliga a cuestionarnos todo, ser mejores y ofrecer nuevos productos y servicios de mayor alcance, en un ciclo interminable de mejora, como lo describe muy bien Matt Ridley en la Reina Roja. La competencia es el atributo esencial que mueve a la economía de mercado y que permite cada vez mayores niveles de desarrollo, algo inexistente en los países socialistas donde el gobierno monopoliza toda actividad productiva.

La competencia nos obliga a innovar y esta actividad fundamental sólo se puede realizar cuando hay libertad de acción y de competir. La competencia y la innovación han creado un enorme nivel de bienestar para la humanidad a través de los siglos –especialmente a partir de la introducción del modelo capitalista a la actividad humana–. Este modelo nos ha permitido avanzar a grandes saltos en la lucha contra la pobreza y la ignorancia.

 ¿Qué nos depara el futuro?

Independientemente de que podemos enfrentar una desaceleración económica global, si seguimos generando Prosperidad Incluyente nos va a ir muy bien –éste es precisamente el significado de este concepto: que a todos nos vaya bien.

En 112 años de historia corporativa hemos demostrado que en Grupo Salinas somos gente de trabajo que al paso del tiempo hemos podido superar retos inimaginables: desde la Revolución Mexicana, hasta una serie interminable de crisis en los 70s y 80s que nos pusieron al borde de la bancarrota.

A pesar de un entorno complicado, me considero un Optimista Racional. La incertidumbre es una realidad que enfrentamos todos los días y saber hacerlo es una capacidad fundamental para emprender exitosamente.

En contraste con lo que escriben algunas plumas ignorantes que nos tachan de “rentistas”, en Grupo Salinas siempre hemos sido retadores, en todas las industrias donde participamos: desde televisión abierta hasta banca de consumo, pasando por telecomunicaciones y corretaje de valores. Esta condición de retadores nos ha obligado a ser más ágiles, eficientes e innovadores y a anticiparnos a las tendencias de cada industria.

En Grupo Salinas, estamos convencidos de que debemos lograr una mejor sociedad para todos; a fin de cuentas no nos llevaremos nada a la tumba, por lo que estamos obligados a dejar un mejor país a nuestros hijos y un mejor planeta para las futuras generaciones. Trabajar por el bienestar de miles de comunidades, en un ambiente lleno de entusiasmo, es un enorme privilegio que nos llena de orgullo.

México es un país grande y fuerte, que seguirá avanzando, impulsado por una juventud imparable y deseosa de forjarse un porvenir: ésta es la fuerza que llevará al país al desarrollo. Es nuestra responsabilidad apoyar los sueños de nuestros jóvenes para construir, día a día, una mejor nación.

Podemos sentirnos orgullosos de lo que juntos hemos logrado, pero nuestro entusiasmo debe ser mayor al pensar en el gran potencial de avance que tenemos. En Grupo Salinas nunca nos conformaremos: sabemos que vivir con intensidad requiere alcanzar nuevos retos, nuevas metas y nuevos horizontes.

Aquí creamos año con año más empresas, más negocios y más fuentes de Prosperidad Incluyente. Todo esto representa para nosotros cada vez mayores oportunidades para llevar bienestar a nuestras familias.

Agradezco personalmente su esfuerzo, talento, profesionalismo y entrega durante 2018. A ustedes, a sus familias y a todos los que participan en este espacio les deseo reflexión y paz en estas fiestas, prosperidad en 2019 y crecimiento personal en los años por venir.

¿Te gustó este blog? ¡Califícalo!

Total de Votos: 137

Ranking: 4.78

Únete a la conversación


Oscar Cruz rodriguez, Zongolica vef 06 enero, 2021

Es muy motivante el mensaje

Roberto , Mexico 23 enero, 2019

El cambio siempre ha sido la característica de Grupo Salinas, el cual todos debemos tener presente, que nos inspira, que nos obliga, que nos hace sentir la emoción de hacer, de lograr los objetivos de la industria, haciéndolos propios para lograr los sueños de cada familia mexicana. Siempre innovar para ir adelante con la fuerza y la inteligencia del equipo de trabajo y el liderazgo de Ricardo Salinas. Felicidades. Todos podemos lograr lo que queremos, no hay límite, es una lucha constante y dejar de pensar en forma negativa.

Rafael Mercadante, Ciudad de México 01 enero, 2019

Si se logra una prosperidad incluyente, será el paso más significativo. Esto nos fortalecerá anímicamente. Tuve la oportunidad de vivir en USA durante 13 años y podría afirmar que la falta de una prosperidad incluyente, aunado a la violencia desmedida, fue y es uno de los detonantes principales para la migración hacia ese país. Si se consigue generar un “sueño mexicano”, donde sea correspondida la entrega y compromiso laboral, esa fuerza se quedará y fortalecerá a México. Así que será un placer contribuir con esto, al ser parte orgullosamente de Grupo Salinas. Éxito Don Ricardo y que se mimetize su plan hacia otros empresarios emprendedores que siguen apostando por México.

Leticia Enriquez López , Guadalajara 01 enero, 2019

Es un honor y un gran gusto trabajar en Grupo Salinas. Dios le bendiga. Saludos.

Mauricio Chávez Martínez, Torre Excellence Piso 7, CDMX 28 diciembre, 2018

Me uno completamente a este mensaje tan inspirador. Estoy convencido de que México tiene un futuro y que cada uno de nosotros, con base en trabajo en equipo, lo podemos lograr. Me siento privilegiado de trabajar en una empresa que tiene esta visión y que lo está logrando con visión, esfuerzo e inclusión. Les deseo que el próximo año superen por mucho los retos que se propongan y sobre todo, disfruten el camino para poder transformar y construir un mejor México, en esta y las siguientes generaciones. ¡¡¡Feliz Año Nuevo 2019!!!

Augusto Silva, Matias Romero, Oaxaca, México 27 diciembre, 2018

Considero que es un reto para todos nosotros que formamos parte de sus grupos de trabajo, primero encaminar y hacer que los otros se encaminen a la excelencia, buscando como siempre el bienestar social que tanto deseamos. He visto en estos meses el compromiso de parte de Grupo Salinas para con el pueblo de México y América Latina, en el cual se busca la mejora constante. Espero seguir en esta gran empresa con el mismo camino que usted propone y poder cumplir las expectativas de lo que se espera. Agradezco sus palabras y sé que en los años venideros, seremos una empresa que podrá incluso cambiar el rumbo del país, a través de la cultura que se le imprime y exige a cada uno de los trabajadores.

J. Nicolás Morales Hernández, Ciudad de México. 27 diciembre, 2018

Me uno 100% y hago comunión con la idea de una Prosperidad Incluyente, ya que definitivamente como se ha dicho y demostrado, esto acarrea múltiples beneficios en varios niveles, y eso, desde mi punto de vista, conlleva a unirnos todos como una verdadera sociedad y como país unido y fuerte, no solo en el ámbito laboral, sino en muchos otros temas. Como socio de esta empresa, me siento particularmente honrado de pertenecer a ella y comprometido a dar mi mayor esfuerzo para contribuir con mi experiencia y conocimiento, a que este crecimiento siga avanzando cada vez más. Muchas gracias por la oportunidad brindada de trabajar con ustedes y de poder expresar nuestro sentir. Un abrazo y saludos cordiales.

Hugo Sandoval, Mérida 26 diciembre, 2018

Muy Buen día. Antes que nada, quiero expresar mi orgullo de pertenecer a esta gran Familia donde hemos podido tener un crecimiento laboral y personal a lo largo de los años. Agradecemos su confianza, señor Salinas. Por nuestra parte le reiteramos la nuestra. Tenemos claro que cada uno de nosotros, desde nuestra posición, apegados a la nueva metodología (ORCs), podemos mejorar nuestras actividades, buscando ambientes llenos de entusiasmo y respeto. Por ello, bienvenidos sean estos nuevos retos y metas, sabremos alcanzar la Prosperidad Incluyente sin dejar pasar por alto conseguir una mejor sociedad. Felices días tengan en unión y armonía de sus Familias, bendiciones y Salud.

yerania rojillo rios , tierra blanca ver-, 26 diciembre, 2018

Hola. Soy líder de la suc. 1588 de Tierra Blanca, Veracruz. Llevo 18 años en Grupo Salinas y me gusta trabajar aquí porque nos motivan, cada día vas aprendiendo más y me gusta mucho. Es una de las empresas más importantes que tiene el país. Le doy gracias a Dios por estar y formar parte de este Grupo. Quiero seguir trabajando muchos años más. De antemano le doy las gracias por seguir con ustedes. Gracias señor Salinas, este año va ser mejor para todos. Le mando un fuerte abrazo y gracias por confiar en nosotros.

Homar Hernandez Ramirez, Regional Volante Zona tuxtla Sureste No. 984799 25 diciembre, 2018

Estoy convencido de que día a día aporto lo que me corresponde para lograr los objetivos de equipo. Tengo 26 años en esta maravillosa empresa, todos los días aprendo y enseño. El entusiasmo existe en todo momento, porque tengo claros los objetivos como unidad de negocio y busco realizar actividades que nos ayuden como equipo a ser sobresalientes. Tenemos la oportunidad de vivir el acto supremo de SERVIR a nuestra GENTE Y CLIENTES, son la razón de ser. Tengo la experiencia de adaptarme a todos los cambios y hoy estoy preparado para seguir sumando. ORCs, tema que sin duda platicaré con el valioso equipo, para identificar los tres tipos de Mediocridad y así poder lograr que nos vaya bien a todos. PROSPERIDAD INCLUYENTE.

CLAUDIA ELENA LÓPEZ CONTRERAS, Totalplay EMPRESARIAL PLAZA AGUASCALIENTES 24 diciembre, 2018

Buen día señor Salinas. Agradezco infinitamente la oportunidad de trabajar en Grupo Salinas. Este año ha sido fructífero y espero cerrar con más negocios para permanecer en este grupo tan importante. Reitero mi agradecimiento. Feliz Nochebuena y Navidad.

Pablo Velázquez Méndez, Tampico Tamaulipas 24 diciembre, 2018

Buenos días. Considero muy buena la reflexión, sobre todo de las crisis de los 70s, 80s y parte de los 90s. Debemos de tomar en consideración y contribuir a que no se trate de repetir ese modelo que las ocasionó. Los retos son muchos y los cambios tecnológicos nos generarán nuevas oportunidades de negocios para evolucionar, llevando de la mano a nuestros clientes. Aún hay nichos de negocios que se podrían implementar. Saludos.

ROSALIO DURAN CASTRO, SILAO GTO 24 diciembre, 2018

Me parecen muy buenas reglas porque nos ayudan a ser mejores personas y también personas más responsables.

Pedro Soto Corona, Edificio A, 2o piso 24 diciembre, 2018

Gracias por la visión y claridad que nos da hacia nuestro futuro profesional y la contribución de valor que está de nuestra parte hacer y que vamos a lograr para la empresa en que laboramos en Grupo Salinas. La alineación y enfoque de la empresa y todas sus áreas y procesos, será clave en la metodología ORCs, así como la definición y seguimiento de las metas. Así como los ajustes y revisiones en la administración de la estrategia. ¡Excelente Navidad y un mejor 2019!

Jessica Bahena , Elektra Corporarivo 23 diciembre, 2018

Gracias por estas reflexiones que me motivan y me hacen reflexionar que estoy en el rol adecuado para cumplir mi propósito de vida. La Prosperidad Incluyente es un trabajo de fondo que nos lleva a reinventarnos continuamente. Desde mi área de Cultura y Transformación tenemos claro que debemos enfocarnos en que nuestros socios y clientes reciban el valor económico, social y ambiental que se merecen. Por esta razón debemos trabajar día a día en una transformación continua y profunda. Estoy comprometida con mucha pasión y emoción para el 2019. ¡Estoy segura que haremos magia! Abrazo y felices fiestas.

Ismael Castañon vite, Jalisco 22 diciembre, 2018

Sin palabras, pero con mucho respeto para un gran líder y excelente persona. Le envío un gran abrazo.

entradas relacionadas

Encuentra tu elemento En memoria de Sir Ken Robinson
Seis reflexiones ante el inicio de la reapertura
Mises en México (1): el comercio es la paz