Alternate Text

La inevitable evolución de México

La respuesta liberal

La-respuesta-liberal

“La libertad no hace felices a los hombres, los hace simplemente hombres.”

Manuel Azaña

Comparto en este espacio mi artículo de opinión publicado en los diarios El Financiero y El Horizonte.

Arte & Cultura Grupo Salinas, en colaboración con El Equilibrista, recientemente publicó el libro “La respuesta liberal”, una colección de ensayos de grandes pensadores como Daniel Cosío Villegas, Octavio Paz, John K. Galbraith, Isaiah Berlin, Gabriel Zaid o Daniel Bell.

Como bien expresa Sergio Vela, Arte & Cultura Grupo Salinas parte de la famosa premisa de la Secesión Vienesa: “A cada tiempo, su arte y a cada arte, su libertad”. En la nota del editor se destaca que “esta reunión de ensayos nace de una situación emergente: el rápido ascenso de los autoritarismos en distintas regiones del mundo”, incluyendo, desde mi punto de vista, a democracias muy consolidadas como la de nuestros vecinos del norte. Se trata de una propuesta ante una coyuntura global incierta y cargada de interrogantes que siempre encontrarán una guía en la respuesta liberal.

Así como esta antología, el pensamiento liberal es muy diverso, pero en su pluralidad nos plantea una respuesta clara a cuestiones muy complejas: en la duda, la libertad.

Hace unos años tuve el honor de escuchar al doctor Ulrich Wacker, director en Jerusalén de la fundación liberal Friedrich Naumann, quien detalló con gran meticulosidad las siete tesis concretas de la libertad. Por su enorme relevancia para nuestra realidad actual, me gustaría compartir algunas de estas ideas de manera resumida.

La primera es: la libertad es el derecho fundamental del hombre y tiene sus límites en la libertad del prójimo.

La libertad es del derecho fundamental del hombre.

La segunda nos dice que la libertad respeta siempre las pertenencias del hombre. Una persona debe ser libre para decidir sobre aquello que adquirió con su propio esfuerzo.

La tercera habla de que la libertad requiere de derecho. El derecho es la condición para que ningún hombre abuse de su libertad con el fin de dañar la libertad de otros.

En la cuarta, destaca que la libertad promueve la formación de los hombres. Los individuos únicamente pueden desarrollarse en libertad. Sólo de esta manera, pueden acercarse al ideal del ciudadano independiente y consciente de sí mismo.

La libertad hace posible una mejor sociedad, nos dice en la quinta tesis. Representa un mandamiento moral que plantea el respeto al prójimo como persona única. Al mismo tiempo construye las bases para una sociedad próspera y pacífica.

En la sexta, apunta que la libertad es la base del bienestar de una sociedad. Sólo donde las personas actúan entre sí libremente y sin abusar de su posición, llegarán al equilibrio de sus intereses.

Concluye con la idea de que la libertad une al mundo, permite la convivencia y la cooperación fructífera entre personas muy diferentes. El ideal mayor de la libertad es convertirnos a todos en ciudadanos del mundo.

El ideal mayor de la libertad es convertirnos a todos en ciudadanos del mundo.

Agregaría que la libertad nos hace humanos. Tenemos el don de cambiar y decidir nuestras acciones. Esa es nuestra naturaleza y por ello las violaciones a las libertades individuales nos duelen: quienes las cometen destruyen nuestra esencia.

Es muy fácil saber cuando un gobierno viola descaradamente nuestra libertad y nos esclaviza. Pero es mucho más complejo percibir el robo gradual de la libertad. Por eso, quizá, hay gobiernos alrededor del mundo que han optado por erosionarla poco a poco. Esos gobiernos tienen la esperanza de que, como una rana en una olla de agua sobre el fuego que calienta gradualmente, nos quedemos dormidos y no hagamos nada por defender nuestra libertad, hasta que sea demasiado tarde.

En las páginas de “La respuesta liberal” encontrarás valiosas reflexiones sobre la libertad. Es muy importante apoyar la discusión abierta y franca sobre este valor del ser humano. Las libertades son nuestra esencia: la historia nos dice que debemos entenderlas y construirlas.

¿Te gustó este blog? ¡Califícalo!

Total de Votos: 108

Ranking: 4.48

Únete a la conversación


Giovanni Sumano, CDMX 20 noviembre, 2019

Es bastante interesante la perspectiva de que los mexicanos son adictos a los títulos nobiliarios, académicos y sociales, partiendo de la concepción de que estos le permitirán avanzar por el compadrazgo derivado de pertenecer a estos círculos sociales, más que por el esfuerzo y el trabajo en sí mismos. Es muy interesante la manera en que se mezclan y evolucionan las culturas. Los chinelos, por ejemplo, surgen en el estado de Morelos como una burla a los españoles y actualmente se les puede ver (entre otras) en festividades de Xochimilco, con capas que tienen bordados de Winnie Pooh, Mickey Mouse u otros personajes propios de la cultura estadounidense y que nada tenían que ver con la concepción original del chinelo. Otro ejemplo muy interesante es que si bien las festividades de día de muertos datan de la cultura prehispánica, en CDMX se empezó a realizar un desfile de día de muertos a partir de copiar un supuesto desfile de día de muertos presentado en una película comercial de Hollywood (007).

Jesus Ignacio Talon Portes, CDMX 17 octubre, 2019

México es un País que tiene lo necesario para crecer, sin embargo, los que tienen el potencial para trascender no saben que eso es posible. No tienen Libertad.

Christian Oswaldo Pérez Franzúa, Estado de México 12 octubre, 2019

México es un país de enormes recursos mal aprovechados. Vivimos rodeados de inseguridad y falta de empatía por parte de nuestras autoridades para solucionar estos grandes problemas. Vivimos en un país donde la envidia juega un papel, desgraciadamente, muy alto: si no es para mí, no es para nadie, si él tiene dinero lo interpretan como mal habido. La educación es otro tema fundamental, las nuevas generaciones ya no quieren estudiar, ya no quieren laborar en lugares donde se sientan encerrados, mucho menos donde trabajes 8 o más horas. Pero todo esto depende y debe salir adelante con cada pequeña acción de cada uno de nosotros, valorar que vivimos en una sociedad libre y un país libre, ayudar a nuestra comunidad, fomentar el hábito verde para tener un México limpio, saludar, dar las gracias. Todas esas buenas costumbres que parece se pierden con el paso del tiempo.

Ricardo Antonio Ramirez Castejón, Honduras - SPS 08 octubre, 2019

México es un gran país, el cual tomo de ejemplo al ver cómo su pueblo es bien unido. Lo vemos en lo cultural y hasta en los deportes, por ejemplo, el futbol y sin olvidar su música, una gran pasión. Cuántos artistas nacionales e internacionales son muy exitosos y se destacan en lo alto con el apoyo y oportunidad que este país ofrece. Es admirable. Un país lleno de muchas oportunidades.

Olga Espinosa García, Ciudad de México 28 septiembre, 2019

Sumamente interesante su escrito. La visión que tiene sobre nuestro hermoso país, considerando a la educación como un pilar muy importante para gestar a los nuevos mexicanos, incluyendo a los que ya caminamos dentro de nuestro país, considerando al capital humano como una riqueza existente, tomar en cuenta a la persona desde el lugar donde se encuentra y desde las trincheras donde se lucha por cambiar a una sociedad que se encuentra inserta en la deshonestidad, la corrupción y la violencia. Soy docente de preescolar y mi mayor deseo es dar herramientas a los menores a mi cargo para su vida futura, brindarles la oportunidad de desarrollar sus habilidades innatas y fortalecer su espíritu, brindar una educación de excelencia, derecho inalienable, a través de mi práctica docente, ofreciendo no solo conocimientos, sino cariño y comprensión. Como docentes enfrentamos muchos retos y carencias, desde no tener recursos materiales y didácticos, así como sueldos sumamente bajos que no son suficientes para mantener a nuestras familias y que en ocasiones tenemos que buscar otra alternativa económica y esto nos resta tiempo para preparar mejor nuestra enseñanza. A pesar de nuestras necesidades, el amor y la pasión por mi profesión me han llevado a reconocer en estos pequeños el gran potencial del capital humano que tengo en mis manos y darles todas las oportunidades para que sean los mexicanos que hagan crecer a nuestro bello e intercultual PAÍS.

Magdalena Gil, México D.F. 25 septiembre, 2019

¡Excelente visión de nuestro país! Y lo más importante, lo que nos transmite Ricardo Salinas para lograr a cualquier nivel de nuestra sociedad estar consciente de lo que tenemos que lograr si queremos un mejor futuro para nuestros hijos y nietos y cambiar la actitud de los mexicanos en la educación y el esfuerzo, para lograr lo que queremos ¡para un mejor futuro!

BETZABETH BEYER, casa 24 septiembre, 2019

El mexicano concibe la riqueza no como un producto del esfuerzo sino de la explotación. Esto es real, sólo la gente rica lo ve producto de esfuerzo y no de explotación porque son quienes explotan al débil y no es que el mexicano en su totalidad sea así, más bien vivimos en un país donde el pastel no esta bien repartido.

Carmen Moreno , CDMX 22 septiembre, 2019

Ricardo, estoy muy agradecida contigo. Es la primera vez que leo un artículo donde una persona manifiesta un discurso positivo con claridad y certeza de que nuestro país está cambiando para mejorar. Si todos pensáramos así, México ya sería otro. Y no lo descarto, tenemos que transmitir nuestra fe en el cambio que podemos lograr.

Norma laura guerrero, Monterrey 22 septiembre, 2019

Tiene razón, la cultura de la legalidad y el estado de derecho y que nuestras leyes se apliquen de manera rigurosa y firme. No a la amnistía, sí al fuero. Y lo principal: un país desarrollado o avanzado. Gracias.

entradas relacionadas

Encuentra tu elemento En memoria de Sir Ken Robinson
Seis reflexiones ante el inicio de la reapertura
Mises en México (1): el comercio es la paz