Alternate Text

La música derriba muros

La música derriba muros

La-música-derriba-muros

La música posee una cualidad transformadora muy poderosa: después de seis años de impulsar a las Orquestas Esperanza Azteca, hemos sido testigos del cambio en la vida de miles de niños y jóvenes que han formado parte de este programa.

Aquí buscamos formar mejores seres humanos, inculcando valores como la disciplina, el esfuerzo, el trabajo en equipo y la búsqueda incansable de la excelencia.

El pasado 23 de septiembre pude apreciar nuevamente los grandes alcances de esta iniciativa, durante el concierto en el que nuestra orquesta de Los Ángeles ofreció un homenaje al maestro Plácido Domingo, quien dirigió a los chicos de manera excepcional –y generosamente nos ofreció su interpretación de algunas canciones, una experiencia inigualable si consideramos que se trata del mejor tenor del mundo.

Cuando tuve oportunidad de estar en el escenario me contagié de un espíritu muy especial que irradian estos jóvenes: el de la armonía, la unidad, el orgullo y el trabajo en equipo, más allá de diferencias de raza, condición socioeconómica, lengua materna o religión.

Para lograr la transformación de nuestra sociedad, no sólo en México sino en todo el mundo, necesitamos unirnos y trabajar en conjunto y eso es lo que hacen los chicos al ejecutar juntos con precisión cada una de las notas. Ellos no piensan en sus diferencias, se concentran en cómo hacer las cosas en armonía, porque saben que el resultado será excepcional.

De este modo, cuando aprendamos a trabajar juntos para crear algo de gran calidad, podremos alcanzar un mundo mejor. De ello estoy convencido y por eso pienso que invertir en iniciativas como ésta es apostar a nuestro futuro común, algo realmente invaluable.

Uno podría pensar que estamos aquí para formar grandes músicos, pero ese no es el punto –aunque estoy convencido de que eso también ocurrirá–. El objetivo es formar grandes ciudadanos y generar comunidades fuertes, orgullosas y prósperas.

En estos tiempos complicados, cuando hay voces que piden levantar muros y dividirnos, nosotros proponemos más orquestas. Su efecto transformador se multiplica al beneficiar no sólo a los niños que las integran, sino también a sus familias y a las comunidades donde viven.

Como nos recordó el maestro Plácido domingo, “la música une a la gente y la hace feliz”. La música elimina nuestras diferencias y nos hace mejores ciudadanos; la música construye puentes y derriba muros y fronteras.




El Alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, expresó su apoyo a las Orquestas Esperanza Azteca por su trabajo a favor del desarrollo de niños y jóvenes.




¿Te gustó este blog? ¡Califícalo!

Total de Votos: 38

Ranking: 4.5

Únete a la conversación


JULIO LABORIE., México, Ciudad de México.: 14 octubre, 2016

Esta juventud a la que motivó y que le inyectó energía positiva, hoy, es su mayor riqueza ya que son los modelos a seguir. Y la visión que deja y contagia es que si ellos pueden también nosotros. Vivimos en un mundo más egoísta que nunca y usted destaca entre ese pensamiento y conducta errónea, señalándonos el camino de la verdad (del amor); ¡qué ejemplo para todos! ¡Qué ejemplo para el Estado mexicano! Si sigues haciendo lo mismo de siempre, continuarás obteniendo lo que siempre has obtenido. Y esto no lo entienden nuestros políticos. “El egoísmo en todas sus formas implica: disipación, debilidad y muerte”.

JULIO LABORIE., México, Ciudad de México.: 14 octubre, 2016

Muchas personas están resentidas con la gente rica y la maldice. Sin embargo, el que suscribe lo admira, lo valora, lo bendice por su prosperidad, además que lo honro por sus logros. Estoy muy orgulloso de que por lo menos un mexicano con visión esté preocupado por generar valor y empoderamiento en la mente de los individuos. Darles esa oportunidad, a esos jóvenes, de sentirse valiosos y capaces de poder hacer algo, con éxito, es algo que no tiene precio. Aunque el que da por lo regular recibe (son dos caras de la misma moneda) y es algo que no cualquiera lo entiende, para eso se necesita haber evolucionado en todos aspectos. Y por lo mismo lo aprecio don Ricardo B. Salinas Pliego y lo admiro como persona próspera y trascendente. Espero que muchos mexicanos que inclusive son más poderosos, pero menos magnánimos, se contagien de sus acciones; para formar gente con valores, haciendo una sociedad más fuerte y echada para adelante, más segura, más determinada y enfocada a un futuro sólido y transformador. No hay palabras para agradecer su labor, su visión y generosidad que cada vez, va creciendo en resultados. La gente está muy condicionada y tiene muchos problemas de baja autoestima. Y este tipo de pensamiento interno se desvanece con su excelente labor. Usted amigo ha invertido no en cosas efímeras o materiales, sino en realidades y valores que perdurarán por generaciones.

Louis , Miami, FL. 05 octubre, 2016

It certainly does the job of getting kids from different walks of life to work together for a good common effort as well as creates communities. Congratulations on this initiative, the world needs more of them

Martin Breidsprecher, Los Angeles 03 octubre, 2016

Tuve la gran oportunidad de asistir a este magno evento. Fue una experiencia excepcional e inolvidable. El poder ser testigo de lo que estos niños han logrado a través de la música y de trabajar en equipo me dejó una gran lección. Felicidades.

entradas relacionadas

Encuentra tu elemento En memoria de Sir Ken Robinson
Seis reflexiones ante el inicio de la reapertura
Mises en México (1): el comercio es la paz