Alternate Text

La Globalización y el Capital Humano

El recurso más valioso es la gente.

En un mundo globalizado, es natural y deseable que fluyan libremente todos los recursos: capital, mercancías, tecnología y gente. Las mentes genuinamente liberales no cuestionan este principio, no obstante, en Estados Unidos abundan voces que buscan culpar de la crisis económica actual a los inmigrantes, especialmente los hispanos.

Los argumentos anti-inmigrantes no podrían ser más falsos –incluso hipócritas. De hecho, ocurre justamente lo contrario a lo que postulan: gracias al constante flujo de mano de obra externa es que la economía de los EE.UU. ha mantenido su dinamismo por mucho tiempo, al menos hasta el año pasado.

El recurso más valioso, la gente, aún no encuentra las condiciones de libertad de la que gozan los capitales, las mercancías y la tecnología. Los latinoamericanos nos seguimos exportando a nosotros mismos a pesar de todas las restricciones no-arancelarias: la migra, el muro, la línea, etc. Es perfectamente normal que las personas busquen emplearse en donde sea más redituable su trabajo. Éste es el espíritu del libre mercado. Falla la política migratoria de nuestro vecino al norte, pero esto es algo que no nos corresponde a nosotros, ni a nuestros políticos, arreglar.

Estados Unidos ha gozado de abundancia de capital físico, primero gracias a la generación de ahorro interno, ahora debido a la entrada de recursos financieros externos, pero hasta un economista sabe que el capital físico carece de valor si no es complementado por el recurso humano.

Gracias a que no ha faltado el recurso humano, con todo tipo y nivel de habilidades, es que el capital financiero sigue fluyendo desde el exterior, aunque a tasas decrecientes. Hoy las fábricas y los ‘call centers’ están saliendo de EE.UU. en busca del capital humano que abunda en otras latitudes. Es falso que un inmigrante latino le quite el trabajo a otros, es totalmente al revés. La mano de obra latina es complementaria a las demás, el mercado laboral no es un juego de suma cero.

Es muy probable que la neurosis anti-inmigrante tenga un impacto serio en el futuro sobre la capacidad de la economía de los EE.UU. para recuperarse de la crisis actual. En California y otros estados innumerables cosechas han quedado sin levantarse por falta de mano de obra, en estados del centro, plantas avícolas y de productos cárnicos han cerrado por la misma razón. Llama la atención que importantes agricultores han decidido cerrar sus operaciones en EE.UU. para traerlas a México donde abunda la mano de obra calificada para este tipo de tareas. No los culpo: me queda claro que el principal reto como empresario es encontrar y preparar mano de obra abundante, calificada y comprometida con su trabajo –ésta es la tarea más importante que hemos asignado a los ejecutivos en nuestro grupo de empresas.

Las economías de México y Estados Unidos son complementarias por la abundancia de mano de obra y capital, respectivamente, es absurdo cerrar los ojos ante esta realidad. La comunidad hispana crea un enorme valor para la sociedad estadounidense, y pronto tendrán que tomar medidas para cuidar a esta gente: lejos de excluirlos y maltratarlos deberán reconocerlos, abrirles las puertas y tratarlos con justicia. Esto debe suceder, ojalá que sea pronto.

¿Te gustó este blog? ¡Califícalo!

Total de Votos: 27

Ranking: 4.56

Únete a la conversación


luis ricardo, san luis rio c 24 octubre, 2014

La inmigración siempre será un tema de controversia pues EU no aprueba reformas. Dicen los políticos que México no hace nada por mejorar y la solución es mandar a los más pobres a EU a mejorar su situación.Sé que en parte tienen razón pues ningún presidente de México ha logrado erradicar el desempleo o pobreza, siempre es lo mismo, corrupción o robo de funcionarios. Sabemos que podemos cambiar esto pero las grandes empresas cuando el empleado gana bien llegan los famosos ajustes, que tienes que trabajar más para ganar menos o igual. Saludos

Carlos Bernal, Mexico 09 octubre, 2009

Hola a todos! Creo que el problema que tenemos son los condicionamientos globales, sociales y personales. Limitamos nuestra existencia a formas de ver la vida, obsoletas. Podemos tomar conciencia de la conciencia o continuar viviendo-no.viviendo una vida-muerta, quiero decir que no somos conscientes de nosotros mismos, ni de la vida ni del entorno, por lo tanto menos del universo, esto influye en la vida de todos, le llamo ignorancia. Si cada quien se hiciera responsable de si mismo y respondiera conscientemente a su entorno entonces cambiaríamos este sistema y estos problemas dejarían de serlo, surgirán otros, pero con actitud aceptaríamos el cambio y los problemas entonces tendrán una solución. Todos somos co-creadores y colaboradores, nos daríamos cuenta que no hay jefe-empleado, sino lider- colaborador que somos uno mismo, colaborador que somos uno mismo. There is no ego on team "La vida es dinamica" ¿Por que nosotros no?

Juan Aldo Hernández Jiménez, México Lindo y querido. 12 agosto, 2009

Concuerdo con la idea de que se debe valorar el capital humano, ya que de esa forma empleado y empleadores ganan, puesto que el buen manejo del personal incide directamente en la creatividad, desempeño y productividad de los empleados; esto a su vez favorece al incremento del capital físico, genera progresos en las condiciones de vida, y favorece a el desarrollo de la sociedad. No obstante en la Edad Media se presentaba como verdad que la esclavitud era una situación inapelable para la sociedad, se establecía como la base de la misma. Hoy día prácticamente abolida la esclavitud en el mundo se han presentan nuevas formas de esclavitud (más modernas), donde personas "libremente" permanecen sujetas a jornadas de trabajos extenuantes con el fin de lograr mantener una precaria subsistencia. Cabe mencionar que al establecer políticas más marginales a los migrantes hubo un gran decremento en el valor de su mano de obra. Sólo queda esperar que quienes tienen oportunidad de incidir favorablemente en este cambio social sean creyentes y pongan atención a los designios divinos, por esa adecuada conclusión a tú articulo: Cito: “Esto debe suceder, ojalá que sea pronto.” Ojalá.- Palabra árabe, su significado es Dios quiera…

Ricardo Yáñez Frías, Distrito Federal 11 agosto, 2009

Estoy totalmente convencido que en todos los ámbitos, lo más importante son las personas; me pregunto si los hombres de negocios que influyen en el movimiento de los mercados internacionales, tienen el mismo convencimiento…

Israel Otero, México Distrito Federal 06 agosto, 2009

Excelenete comentario señor Salinas, como ya menciono el recurso humano es lo mas importante que existe en una organizacion, lamentablemente en muy pocos lugares se les da el reconocimiento y el dinero suficiente para poder darles esa importancia que se merece, solamente los altos ejecutivos que pasaron por todo el proceso que con lleva a ser alguien exitoso entienden las personas trabajadoras. por mas mencionar en este pai9s la gente no vive con o que gana es por eso que la gran necesidad de darles lo que necesitan.

ALEJANDRO, Hermosillo, Sonora 04 agosto, 2009

Es triste ir a EU y ver que los mas interesados en hacer leyes en contra de los inmigrantes son los mismos Mexicanos que en algun tiempo nacieron aqui o sus padres son de este pais. Pero esta en nuestra naturaleza el dañarnos a nosotros mismos como la fabula del alacran y el sapo que al final murieron los dos en el agua. Por cierto felicidades a Ricardo por este blog.

Ramsés, Tijuana 03 agosto, 2009

Muy interesante su comentario Sr. Salinas, si lo pudiera redondear con unas cifras estaría excelente, solo para dimencionar el asunto en cuestión; gracias por compartir.

Felipe de Jesus Ocampo O, Guerrero 19 julio, 2009

Mientras no se logre terminar con la corrupcion y los grandes intereses creados en nuestro pais y en los Estados Unidos, siempre sera la migracion la culpable de la crisis.

Héctor, 02 mayo, 2008

La globalización es imparable. Desafortunadamente los políticos no lo entienden, o más bien, no les conviene entenderlo. Los caciques y los monopolios necesitan mantener cotos de poder locales para subsistir. La neurosis anti-inmigrante es un caso particular de esta globalifobia. HR

entradas relacionadas

Encuentra tu elemento En memoria de Sir Ken Robinson
Seis reflexiones ante el inicio de la reapertura
Mises en México (1): el comercio es la paz