Alternate Text

La Rana y la Libertad

Caminos de la Libertad

La libertad nos hace humanos. En contraste con los demás seres vivos, que no pueden tomar decisiones sino simplemente reaccionar instintivamente a su entorno, nosotros tenemos el don de cambiar y decidir nuestras acciones.

Ésa es nuestra naturaleza y por ello las violaciones a las libertades individuales nos duelen: quienes las cometen destruyen nuestra esencia.

Es muy fácil saber cuando una autoridad viola descaradamente nuestra libertad y nos esclaviza. Por eso son tan comunes y tan espontáneas las protestas en contra de los dictadores o de las medidas gubernamentales que nos restringen radicalmente.

Es mucho más complejo percibir el robo gradual de la libertad. Por eso, quizá, los gobiernos hoy están optando por erosionarla, poco a poco. Tienen la esperanza de que, como una rana en una olla de agua sobre el fuego que calienta gradualmente, nos quedemos dormidos y no hagamos nada por defenderla hasta que sea demasiado tarde.

Por esto debemos tener cuidado con los gobiernos que castigan nuestras conductas, no porque hagan daño a los demás sino “por nuestro propio bien” – debemos estar alertas con el famoso “Estado Nana”. Cuidado también con quienes nos expropian cada vez más frutos de nuestro trabajo, sólo para alimentar la burocracia o para beneficiarse en lo personal.

De la misma forma, debemos permanecer alertas respecto de aquellos que nos prohíben expresar nuestros puntos de vista simplemente porque no somos políticos acreditados o porque no tenemos la autorización de un partido para hacerlo. También debemos desconfiar de quienes limitan nuestra capacidad de emprender porque consideran que alguien más debe tener un monopolio sobre la actividad que queremos ejercer.

Es natural oponerse a los grandes robos de la libertad. Pero sorprendentemente muchas personas de buena fe no se molestan en protestar las pequeñas restricciones que todos los días nos imponen, algunos incluso las aplauden –ya antes mencioné que, de acuerdo con Daniel Dennett, la libertad se pierde poco a poquito, y no se siente; es como una amputación que pasa desapercibida.

Algunas personas se equivocan al considerar que una pequeña pérdida de libertad no provocará un daño serio. No se dan cuenta que quien roba una porción de libertad, usualmente lo hace como un primer paso en un largo proceso, que puede terminar por robarnos todas nuestras libertades fundamentales (creo que no es necesario mencionar algún caso de actualidad). Éste es el sueño de los políticos mediocres, quienes sólo buscan tener mayor poder sobre nosotros.

El escritor y presidente español Manuel Azaña nos decía: “La libertad no hace felices a los hombres. Los hace simplemente hombres”. Por esta simple razón, no debemos permitir que nos engañen y nos despojen de lo más valioso que tenemos los seres humanos.

Material Adicional:

Entradas Relacionadas
Sitios Relacionados

¿Te gustó este blog? ¡Califícalo!

Total de Votos: 79

Ranking: 3.86

Únete a la conversación


Erika Ramírez, Guanajuato capital 25 noviembre, 2020

Excelente lectura, triste realidad

Arturo Q., Querétaro 25 noviembre, 2020

Excelente exposición. Gracias por compartir.

Francisco Cordero Bernal, Estado de México 24 noviembre, 2020

Gracias por compartir el tema. Muy interesante. Lectura muy provechosa.

Paulino MIRANDA, Coatzacoalcos , Veracruz 24 noviembre, 2020

Completamente de acuerdo y mucho más en estos tiempos. Saludos.

ERIKA BETZABET BEYER PEREZ, RASCARRABIAS 06 diciembre, 2019

Excelente artículo y es cierto, vivimos bajo un sistema opresor en el cual los únicos que se enriquecen son ellos mismos y con condiciones deplorables de trabajo, en las cuales, cuando llega el fin de mes, con mirada de desprecio nos reparten sus migajas como por agradecimiento. Me encantó la postura que tiene ante nuestras instituciones gubernamentales, son un asco.

martha patricia, san Fco del Rincon.,gto 31 mayo, 2012

PRIMERAMENTE FELICITARLO SR. SALINA POR LOS PROYECTO QUE HA PUESTO EN MARCHA SOBRE OBRAS ALTRUISTA EN MIS ESCUELA PARTICIPAMOS CON EL PROYECTO LIMPIEMOS NUESTRO MEXICO. COMO DIRIJIGENTE DE UNA POBLACION ME AGRADO PARTICIPAR EN ESTA ACTIVIDAD. R

NÉSTOR GALVÁN, Azteca Novelas Unitarios. 01 diciembre, 2011

Comparto con todos este cuento para reflexionar. ¡Feliz Año, Don Ricardo! UTOPÍA (1a. Parte Después de la destrucción de las ciudades y de los pueblos por las grandes guerras solo unos pocos humanos sobrevivíamos entonces. Como todas las mañanas, yo salí a recorrer las calles de mi ciudad, o al menos lo que quedaba de ellas, porque todo había sido destruido por los hombres y mujeres que antes la habitaban, casi sin dejar rastro de vida animal o vegetal así que cada uno sobrevivía como podía. Ese día llegué hasta las afueras de la ciudad, allí me encontré con una gran fábrica vieja a punto de caer. Había montones de basura por los que corrían las ratas y el olor era insoportable. Al rato de andar me encontré con que aquel lugar terminaba en un precipicio Me incliné para mirar hacia abajo, todo estaba tan oscuro, un gran vacío se encontraba bajo mis pies, ¿era entonces uno de aquellos agujeros que se hicieron en las guerras para arrojar a los muertos? Un escalofrío recorrió mi cuerpo y al echarme para atrás y levantar la cabeza, lo vi. ¿Qué había en el otro lado? Me di cuenta de que a lo lejos se podían llegar a ver lo que podían ser las copas de algunos árboles y el cielo parecía claro… ¿es que aún había algún lugar en la tierra al que le iluminaba el sol? No podía ser porque hacía demasiado tiempo que ya no veíamos amanecer, el cielo era siempre gris y todo se cubría por las cenizas que aún caían de los incendios que hubo en las ciudades.

NÉSTOR GALVÁN, Azteca Novelas-Unitarios 01 diciembre, 2011

segunda parte: Me pareció que allí había un lugar en el que el hombre aún no había estado. ¿Era una nueva tierra en la cual vivir?, lejos de este infierno en el que me encontraba, creado y destruido por nosotros mismos. ¿Y seríamos capaces de crear un mundo nuevo y mejor, o todo aquello que tocamos está destinado a convertirse en polvo? Me puse a buscar un puente por el que debía poder cruzar del otro lado. Pero allí no había nada utilizable. En ese momento supe que aquel lugar estaba tan lejos de donde yo me encontraba que me resultó imposible llegar hasta él. Con la cabeza baja por no haberlo conseguido, me dispuse a andar en dirección a la fábrica otra vez. Pero a los pocos metros me detuve y me di la vuelta, eché a correr y salté.

LIZBETH PEREZ SARMIENTO, actopan hidalgo 12 diciembre, 2009

SR.MI FAMILIA Y YO ESTAMOS ORGULLOSOS DE PERTENESER A UNA EMPRESA TAN PRESTIGIADA NOSOTROS PERTENESEMOS AL TALLER 3125 QUE SI USTED CHECA NUESTRO EXPEDIENTE EMOS CRESIDO GRACIAS A USTED POR PREOCUPARSE POR LOS QUE MENOS TENEMOS OJALA ALGUN DIA MEPUEDA RECIBIR EN SU OFICINA PARA PLATICAR SOBRE UN SUEÑO QUE TENGO MI ESPOSO ENFERMO PERO MIS HIJOS Y YO ESTAMOS AL FRENTE GRACIAS POR ESCUCHARME.

Ricardo Yáñez F., México, D.F. 24 noviembre, 2009

Difiero en pensar que quines violan nuestra libertad están destruyendo nuestra esencia, por que la esencia del Ser humano va más allá de conseguir “libertad” en un entorno sociopolítico creado por una minoría para fines personales, donde el poder que se busca está totalmente alejado de los verdaderos valores del Ser humano. Mi esencia no depende de algo creado por el hombre, y mucho menos creado con propósitos equívocos. Las manipulaciones hacia el vulgo han existido desde que la prioridad del hombre es el poder, pero no por ello he dejado de ser libre; porque mi libertad depende de que tanto estén vendados mis ojos, y que tanto permita que la corriente del mar de la sociedad me arrastre. El Ser humano siempre será superior al hombre…

Alberto Rivera, León, Gto. 13 noviembre, 2009

Hay muchas formas de cuartar la libertad, algunas declaradas y otras de forma tramposa y no son solo los politicos, somo todos o casi todos quienes en base a nuestra propia conveniencia y medios manipulamos las conciencias más debiles para sacar un provecho egoista. Así que empecemos por cada uno de nosotros mismos y prediquemos con el ejemplo.

Sergio Alejandro Durán García , Elektra TV 11 noviembre, 2009

Por una sociedad libre: ¡No Al C apitalismo!

GLORIA SILVA, CAPTA 10 noviembre, 2009

Creo q es muy importante ver q no solo el gobierno como tal nos quita la libertad sino nosotros mismos. Porq hasta donde seremos capaces de permitir este tipo de injusticias?? Q seremos capaces de hacer para darle solución??

Jacques Caspi, Montes Urales 450 10 noviembre, 2009

Para aquellos que han tenido el deleite de leer "1984" de George Orwell, quiero comparar esta entrada a la situación que se vive dentro de ese relato futurístico. Es una realidad, hay un pequeño porcentaje de la población que logra controlar a todos. La realidad es mucho mas sutíl que en el libro, sin embargo los principios esenciales se mantienen, las mentalidades en masa nos arrastran como sociedad y el miedo nos hace depender de aquellos que nos lo inculcan. Nunca va a uno hacer algo mas importante que pensar sin sesgos ocacionados por terceros ya que nuestros pensamientos propios son lo que nos hace unicos y especiales, sin ellos somos un borreguito más siguiendo al pastor.

Mario Alberto Garcia Arvizu, Mexico DF 10 noviembre, 2009

La liberdad no es mas que un sueño romantico de la vida; la verdadera libertad jamas existira siempre que seamos sujetos: de una sociedad, familiares o laborales. La libertad parece ser una ventana traslucida por donde Freud nos mira con incertidumbre. Solo el Arte el Deporte y la Educacion nos dejan respirar particulas de libertad verdadera y no de farsas eclesiasticas estatales o corporativas que juegan con la psique de nosotros los animales de granja

ANA KAREN NAVA , TMK 09 noviembre, 2009

PUES YO PIENSO QUE MUCHAS VECES NO NOS PODEMOS DAR CUENTA CUANDO YA NO TE NEMOS NUESTRA LIBERTAD POR QUE YA LA TENEMOS PISOTEADA Y ACUANDO SE ALSA LA VOZ ES CUANDO TODO EL MUNDO

entradas relacionadas

Encuentra tu elemento En memoria de Sir Ken Robinson
Seis reflexiones ante el inicio de la reapertura
Mises en México (1): el comercio es la paz