Alternate Text

Ejecución

Ejecución.
Uno de los valores principales de nuestro grupo de empresas -de hecho, es una condición para formar parte de ellas- es la Ejecución.

Ejecución es simplemente cumplir con nuestros objetivos bajo restricciones claras de tiempo y recursos, sin hacer mayores preguntas ni dar pretextos: es el amor al deber, el placer del logro en sí mismo.

Este valor muchas veces es menospreciado, pero debemos entender que a él se debe en gran medida el progreso de la humanidad.

Quiero compartir con ustedes este texto, Un mensaje a García, que ha sido traducido a varios idiomas y del cual se han reproducido más de cuarenta millones de ejemplares –he aquí mi aportación a la cifra.

En este breve escrito, Elbert Hubbard nos habla precisamente del amor al deber, la fidelidad y la confianza que se deposita en todos nosotros; del obrar con prontitud y concentrar todas nuestras energías en hacer bien lo que se tiene que hacer.

Citando a Hubbard: “Admiro con todo el corazón al hombre que cumple con su deber, tanto cuando está ausente el jefe, como cuando está presente.” Lo que hace falta a la humanidad es precisamente más hombres como éstos, porque en realidad, cuando no necesitas del jefe para cumplir con tu deber, entonces te habrás convertido en tu propio jefe.

Un Mensaje a García

¿Te gustó este blog? ¡Califícalo!

Total de Votos: 22

Ranking: 4.68

Únete a la conversación


isaias asenso fuentes, san pedro sula honduras 01 julio, 2012

me encanta esta frase "entonces te habrás convertido en tu propio jefe" ya avemos muchos que queremos dar lo mejor solo cuando el jefe esta frente a nosotros

Jacobo Montalvo, Tehuacan Pue. 24 septiembre, 2010

La falta de ejecución es la gran causante de la pobreza..... quizás mas que la ignorancia.

gabriela castañon, torreon, coahuila 02 agosto, 2010

el texto que acabo de leer y comprender en cuanto al mensaje a Garcia, es completamente cierto...muchos de nosotros desgraciadamente dejamos de preocuparnos por el hacer de una funcion y se nos olvida a lo que llegamos a esta empresa que es a servir, nosotros estamos para servir, no para ser servidos y como tal debemos entender que no necesitamos tener a nuestro jefe en frente para poder realizar nuestro servicio...muy interesante el texto y ojala muchos lo pudieran entender

j. alfredo zenni, monterrey 25 julio, 2010

muy completa la informacion, pero ahora aumentaron mis inquietudes. que hacer en tiempos de crisis, me gustaria ser embajador de sus Teorias. saludos

gerardo zurita, tvazteca 20 julio, 2009

La primera responsabilidad que tenemos al aceptar una misión es para con nosotros mismos y nuestro deber es cumplir lo que sea necesario para que se cumplan las metas propuestas. La Ejecución es el puente entre lo que uno planea y lo que uno logra.

Flor Salinas, hechos.tv 20 octubre, 2008

Un excelente mensaje... "La perfección no existe, pero me puedo aproximar un poco cada dia"

ALAN, 18 octubre, 2008

Creo que no todos tienen esa vision, es por ello que la capacidad de ser su propio jefe no siempre se cumple en todas las personas, ademas claro existen siempre limitaciones para poder lograrlo, yo pienso que ser su propio jefe es ver mas alla de solo cumplir con tus deberes, es pensando a futuro y cumpliendo objetivos para lograrlo.

YCHS, IUSA-ME: Cuernavaca 14 octubre, 2008

Considero que la EJECUCIÓN es parte medular del trabajo de todos, invariablemente de la empresa que sea y la actividad que cada quien realice porque en una cadena todos contamos; simplemente es cuestión de hacer cada quien su trabajo, y como dicen: “Rapidito y de buen modo”; Hacerlo “Rápido y Simple” al final nos obliga a realizar nuestro trabajo buscando la forma más sencilla con el Apoyo de otras áreas; además de hacerlo con una actitud positiva. Aunque hay quien piensa que el trabajo por ser “Trabajo hasta nos tienen que pagar para hacerlo”; evidentemente la retribución por un esfuerzo además de necesario nos motiva para hacer mejor las cosas, y nos ayuda a crearnos siempre nuevos objetivos para mejorar esa retribución. La convicción en la creencia de nuestros valores en la empresa crea compromiso y como resultado nos da beneficios que nos enriquecen; en los obstáculos de la ejecución de las cosas nos obliga a Aprender para que cada vez hagamos mejor las cosas e incluso a buscar por nosotros mismos mejores opciones para LOGRAR LOS RESULTADOS EN LA EJECUCIÓN DE NUESTRAS TAREAS. Yo me quedo como aprendizaje en el relato de "Rowan" que la limitante más grande en las personas esta dentro de uno mismo, por lo que considero no se puede decir no es posible sin antes agotar cualquier recurso para hacer cualquier tarea.

Walter E. M. Fuentes Sáenz, 17 julio, 2008

Pienso que el ser un "Rowan" debe ir de la mano de otro enorme valor, la honestidad y saber de antemano, -sin por ello presumir- que se tiene lo que hace falta para la tarea específica, de otra manera, la empresa hubiese fallado por mejor entendimiento, actitud y prontitud demostrada por este elemento. La HONESTIDAD nos permite ser a nosotros mismos quienes nos elejimos, antes de ser llamados o de esperar que una mirada de soslayo haga pensar a quien nos encomienda la tarea que tal vez... si por que no? tal vez sea el indicado... Esta misma HONESTIDAD es la que debe hacernos renunciar a la misión si no se puede completar con éxito y es muy aparte del sentido de trabajo en equipo, reciprocidad o remuneración, incluso del reconocimiento. No por ello hablo de un estoicismo fanático, pero sólo el que aguanta el calor se acerca al horno a preparar bollos! Por otro lado; si bien la suerte favorece a las mentes preparadas, fue mucha la de Rowan de no efrentar a la "contraguerrilla", sus propios jerarcas, de los que hay muchos que temen a quienes toman decisiones, y ejecutan estén ellos y más aún si no lo están. Siempre existirá ése velo en la honestidad, y el miedo al talento y fuerza de ejecución del sub alterno. Aunque eso ya es otro capítulo corrspondiente a los vicios de la "Jerarquiología". Como sea, el verdadero hombre siempre hace lo que tiene que hacer, y lucha incansablemente por convertirse en lo que realmente es.

JVLIVS, 10 julio, 2008

Rowan seguramente no nació con ese apego al deber. Los hombres capaces de llevar el mensaje a Garcia se forman tanto en la educacion familiar como en la academica e incluso en la cultura laboral interna de las empresas. Si bien es cierto que la ambicion por sobresalir en cualquier ambito es condicion individual e inherente a la personalidad, el esfuerzo por cumplir con un trabajo se determina en funcion de los estimulos hacia los empleados. Esto no se reduce a una cuestion de sueldo (aunque es importante) sino que involucra de manera importante el sentido de pertenencia a una organizacion. Este preciado factor puede hacer que una persona asuma como propias las expectativas y preocupaciones de sus patrones. Para lograr esta solidaridad hay elementos internos (prestaciones, sueldo, ambiente laboral, capacitacion, crecimiento etc.) y externos (imagen y desempeño de la empresa ante la sociedad) que aunados a programas integrales de reafirmacion pueden lograr que los empleados esten orgullosos de pertenecer a esa organizacion y se comprometan positivamente con las directrices de la empresa.

Gabriel Hernández Miranda, 07 julio, 2008

He leído con atención el mensaje a García y la idea del cumplimiento del deber y el trabajo en equipo, me hizo recordar una historia que mi padre me contó, cuando yo apenas era un niño, la cual me gustaría compartir en este espacio. Hace muchos años, un beduino en el desierto se encontraba comiendo dátiles en una colina, después de comerlos, se dispuso a sembrar las semillas de los dátiles en la arena. Mientras lo hacía, cientos de beduinos como él y que pasaron en diferentes momentos, se burlaron de él y le dijeron que lo que estaba haciendo era inútil. Sin embargo, este hombre que tenía una propósito firme, les dijo que lo que él quería es que en ese lugar crecieran palmeras para que los que demás beduinos que pasaran por ahí, pudieran saciar su hambre comiendo dátiles. Nadie le creyó, sin embargo, pasaron los años y las palmeras crecieron y cada vez que alguién pasa por ahí y tiene hambre, tiene la posibilidad de comer dátiles gracias a ese hombre que sembró las palmeras y que lo hizo, por el simple placer de servir a sus semejantes... Historias como esas, nos recuerdan que debemos ejecutar, no romper la cadena, porque lo que creemos que es el final de nuestro trabajo, es el inicio del de alguien más. Que tenga un grandioso día, y que encuentre muchas palmeras con dátiles. Gabriel Hernández Miranda Espectáculos

Oscar Marin, 04 julio, 2008

Excelente el escrito de Hubbard, solo agregaria al final de la excusas que maneja que todo hombre puede equivocarse alguna vez, pero jamas excusarse y sobre todas las cosas jamas volver a cometer el mismo error. Felicidades por el blog, es una buena opcion para acercarse con los miembros del Grupo.

Luis Daniel Montoya Torres, 03 julio, 2008

El secreto de la ejecución es enfocarse, creer y tener fe inquebrantable de poder hacer las cosas,los medios vienen por si solos.

JR SALINAS, 02 julio, 2008

Innegable que "Un mensaje a García" es aleccionador y conozco a muchos soldados (empleados apasionados) que cumplirían el encargo sin ningún menoscabo, pero qué pasa cuando los generales al enterarse de que ha sido llevado el mensaje, salen con : quién te mando, quién te ordenó, porqué lo ejecutaste antes de consultármelo... Los Rowan están ahí péro muchas veces no los distinguen ni los tomane en cuenta o desconocen sus capacidades para llevar el mensaje.. Saludos Joserra

Diana, 02 julio, 2008

Este mensaje debería ser leído OBLIGATORIAMENTE por todos los que formamos parte de Grupo Salinas; es certero, reflexivo y motivante. Creo que juntando la filosofía de Hubbard con la "ejecución" del Sr. Ricardo Salinas formaríamos de nosotros a una persona digna de tener un trabajo sin miedo a ser despedidos en cualquier momento, sin necesidad de pensar mediocremente que el jefe es "el malo del cuento". Saludos!

Juan Jose, 02 julio, 2008

el mensaje a garcía es muy bueno, felicidades por el post, nos deja un buen sabor de boca. bien por publicar los mensajes desde ahora.

entradas relacionadas

Encuentra tu elemento En memoria de Sir Ken Robinson
Seis reflexiones ante el inicio de la reapertura
Mises en México (1): el comercio es la paz