Alternate Text

La gran degeneración

Ricardo Salinas libro La gran degeneración Niall Ferguson

Recientemente, durante la ceremonia de premiación de Limpiemos Nuestro México 2013, comenté sobre la importancia de la colaboración entre la sociedad civil, el gobierno y las empresas para resolver problemas graves que a todos nos afectan. La conciencia y la acción son fundamentales para lograr el cambio cultural que nuestro país necesita emprender, porque “un viaje de mil kilómetros empieza con el primer paso”.

En distintas entradas a mi blog he hablado sobre algunos elementos que sustentan este cambio de mentalidad: instituciones, educación, economía y sociedad.

Al respecto, recientemente tuve la oportunidad de leer The great degeneration, how institutions decay and economies die, un libro escrito por el historiador escocés Niall Ferguson, quien bajo el mismo argumento de Adam Smith (y otros, como David S. Landes, Paul Collier, Daron Acemoglu y James Robinson) delinea los factores que llevan a un país al estancamiento.

Ferguson hace un examen provocativo sobre la extensa decadencia institucional que amenaza el futuro de la civilización occidental. Los síntomas del declive son evidentes: delincuencia, menor crecimiento económico, baja calidad educativa, deuda aplastante, pobreza y poblaciones que envejecen rápidamente, entre otros.

¿Qué ha fallado? De acuerdo con Ferguson, las instituciones se están degenerando.

El Gobierno Representativo, el Libre Mercado, el Imperio de la Ley y la Sociedad Civil, son los cuatro pilares que sustentan el mundo moderno. Estas instituciones son las que colocaron a occidente en la senda de la prosperidad y la seguridad. No obstante, en los últimos años estas mismas instituciones se han deteriorado notablemente. Lo mismo ocurre en algunos países de América Latina que en realidad han tenido escasos roces con la prosperidad y la estabilidad democrática.

La degradación del proceso democrático ha roto el pacto entre las generaciones, al asignar cada vez más deuda a nuestros hijos y nietos mientras se deteriora el medio ambiente.

Los mercados han paralizado su desarrollo y sucumben ante regulaciones e impuestos excesivos y la regulación disfuncional ha incrementado la fragilidad del sistema.

El Imperio de la Ley ha degenerado en el Imperio de los Abogados. Los abogados revolucionarios de una sociedad dinámica del pasado se han convertido en un parásito de una sociedad estacionaria.

La sociedad se ha concentrado en las ciudades y en éstas sólo hay efectividad cuando está presente un buen gobierno.

Mientras tanto, la Sociedad Civil ha degenerado en la Sociedad Incivil, donde todos esperamos que nuestros problemas sean resueltos por el gobierno. ¡No hay nada más peligroso que mantener esta actitud! No podemos pretender que el gobierno resuelva todo lo que nos aqueja, eso nos quita libertad.

Ante esto, ¿cuál es el principal enemigo de la ley? Malas leyes. En México y en la mayor parte de América Latina, no hemos sido ajenos a esta realidad.

A lo largo de muchos años gobernantes y legisladores se dieron a la tarea de limitar la competencia y la innovación bajo el argumento de “proteger” los derechos, la equidad y la seguridad de las personas; las consecuencias de estos amarres han sido totalmente indeseables y están a la vista.

La aprobación de leyes que no velan por el legítimo interés de la sociedad sucede gradualmente cuando la ciudadanía es pasiva, ignorante de su realidad y sólo se limita a votar —la democracia es mucho más que emitir un voto.

La educación es también una herramienta valiosa, una inversión que sin embargo está en riesgo. “El monopolio educativo –como cualquier otro monopolio– declina gradualmente en calidad ante la falta de competencia y el poder que tienen los intereses de quienes lo controlan”, afirma el autor. ¿Cuál es la solución? Romper la configuración monopólica de los servicios educativos, a través de una estrategia que integre un sistema de participación social y estímulos claros basados en resultados.

En estos términos, la aportación más valiosa del libro es que la sociedad debe establecer vínculos, tomar acción y convertirse en un agente de cambio. Esto aplica para América Latina y para los hispanos que radican en Estados Unidos.

Curiosamente, en el libro se menciona un caso muy cercano al autor, donde una comunidad de Gales se organizó para limpiar las playas inundadas de basura en una iniciativa muy parecida a Limpiemos Nuestro México. Después de esta experiencia, el autor se convenció de que la solución a nuestros graves problemas sociales se basa en una sociedad civil organizada. Lo mismo me ocurrió a mí.

Insisto, las instituciones degeneran y los países decaen cuando sus rezagos económicos y políticos entorpecen el bienestar y la prosperidad de los ciudadanos, cuando las instituciones se convierten en lastres y el autoritarismo frena la innovación y limita la libertad de los individuos.

Como nos recuerda Paul Collier, los políticos no adoptarán medidas de transparencia relevantes, sólo gestos inútiles, a menos que sean obligados por una sociedad informada y participativa.

Estamos obligados a constituir cada vez más alianzas entre la sociedad civil, las empresas y el gobierno para resolver problemas cada vez más complejos. Debemos reflexionar y actuar, nuestro futuro depende de ello.

Sitios Relacionados

Biblioteca Ricardo B. Salinas

¿Te gustó este blog? ¡Califícalo!

Total de Votos: 33

Ranking: 4.21

Únete a la conversación


ESTEBAN M. GARCIA I., OCOYOACAC EDO. DE MEXICO 13 julio, 2015

ESTOY AGRADECIDO POR TODO LO QUE NOS COMPARTE Y ESPERO QUE SU BLOG LLEGUE A MÁS PERSONAS PARA QUE CAMBIEN SU FILOSOFÍA Y EL PAÍS VUELVA A SER UN LUGAR SEGURO Y NO ESTAR PREOCUPADOS POR EL PODER DEL NARCOTRÁFICO.

Oliver Acosta Romero, México, DF, Del. Tláhuac 29 marzo, 2014

Es muy importante la participación ciudadana, pero debe haber líderes que la organizen, que ayuden a que la gente indecisa o peresosa de mente despierte y clame por sus derechos y cumpla con sus obligaciones. Nuestro México esta muy corrupto, y la gente muy carente de garantias que el gobierno le debe dar, ojalá gente como usted siga levantando la mano y ayude a cambiar o transformar y mejorar nuestro país. Pero el cambio también lo debemos generar con acciones de cada quien, con su granito de arena, algunos tienen más por hacer por tener más recursos y forma de llegar a las personas, y otros como yo día a día luchar contra lo corrupto de nuestro sistema y ser honestos y congruentes con lo que pensamos y hacemos.Saludos.

Carlos Galván Á., Centro de Contacto 26 marzo, 2014

Estoy convencido de que la educación es el primer paso para cambiar al mundo...

daniel cruz baruch, Hidalgotitlan, veracruz 16 marzo, 2014

cuando sera que la sociedad tenga la amabilidad de decidir el cambio verdadero de nuestro paisy ser un pais muy bien organizado para que no acabemos con el . este libro nos hace entender como es que estamos acabando con nosotros mismos deberiamos de cuidar mas nuestro medio ambiente x que eso es tarea de todos

Juan M. Aquino Lazaro, Guerrero 13 marzo, 2014

Excelente articulo, no cabe duda que actualmente lo que asecha a nuestra sociedad es: la decadencia en la que ella misma no esta organizada y por ende se aprovechan los que llegan a tener el poder para seguir sometiendo al pueblo ante leyes que en si benefician a algunos, tristemente puedo clamar que esto a pesar de que estamos conciente no hacemos nada mas que mirar y callarnos, realmente habra un cambio en el futuro o esperaremos a seguir cayendo a un abismo sin retorno mientras que otros paises se estan organizando? quien podra hacer frente? esta pregunta no depende de uno si no de todos, solo que hagamos lo mejor de nosotros... y si tenemos la oportunidad no olvidemos lo que hoy anhelamos...

Carmen Marín, Chiapas 13 marzo, 2014

La participación social es importante, no hay duda de ello. Pero una sociedad desinformada, pasiva e indiferente no logrará tener la organización que se requiere para lograr convertirse en un verdadero agente de cambio. La clave se encuentra en la educación, veo casos de exito (como Finalandia) en donde la inversión (económica, social y política) se centró en lograr una estrategia a largo plazo para mejorar el nivel educativo/cultural de la población. Creo que ahí es a donde nuestros ojos deben voltear, y pensar en dos generaciones adelante de la nuestra; lograr un plan a largo plazo donde la sociedad civil, empresarios y (si se puede) gobierno apuesten por tener una sociedad de calidad. De lo contrario efectivamente, vamos rumbo a un colapso.....

Raul Hernandez, Jalisco 11 marzo, 2014

completmaente de acuerdo, por eso es muy importante, no ser indiferente a lo que ocurre en el pais, debemos participar y resolver nuestros problemas, ya que efectivamente el gobierno de lo unico que se acuerda es cobrar impuestos y mas impuestos.Gracias.p.d. leere este libro.

Leticia Valdovinos, Uruapan, Michoacan 10 marzo, 2014

¡Excelente articulo!.

Armando Francisco Cantú, San Luis Potosí 07 marzo, 2014

El Primer Paso. sería Una Educación de Calidad. y hay una gran distancia para llegar a ello en este país. menciono un ejemplo. lo que se vive en guerrero, michoacan. las fallas de la prueba enlace etc. que va ser del futuro de los niños de estas regiones? quienes seran en 15 años estos niños que al dia de hoy no tienen clases? y quienes les dan

Sergio Merino Contreras, Veracruz Ver 04 marzo, 2014

Eso quiere decir que somos unos degenerados? , yo le llamaria esclavos del Imperialismo o como diria Putin somos ratas de laboratorio de EU, lo que si queda claro es el cansancio del pueblo de ver que los GOBIERNOS no se preocupen por el bienestar del Pueblo, y para muestra, las revueltas de la primavera de Africa y Oriente Medio (Egipto,Siria,Oman,Libia etc..) lo unico que clama el Pueblo es Justicia e Igualdad entre los hombres, lo mismo va a suceder en America Latina ya empezo a sentire en Venezuela tal vez ya empezo la Primavera en America Latina, la unica solucion seria que el Imperialismo cambie pero como esto no va a suceder se seguira con su decaimiento progresivo, son los tiempos que nos tocaron vivir..

Victor Alfonso, Tuxtla Gutiérrez 25 febrero, 2014

Efectivamente estoy de acuerdo en que la solución a nuestros problemas se encuentra en una sociedad plenamente organizada

Arturo Zárate Vite, México, D.F. 25 febrero, 2014

A la sociedad no le están dejando otra alternativa que actuar y ojalá que cada día haya más participación.

Ramsés, Tijuana 25 febrero, 2014

Estimado Sr. SalinasEn México se vive en dos universos paralelos a y b, a)los politicos y b)el resto de los Mexicanos, los primeros a todo dar con sus excesos y los segundos padeciendo las ocurrencias de los primeros y en algunos casos el olvido (Michoacan, Guerrero, Veracruz, Sinaloa, Oaxaca, etc.); ¿cómo llamarle?, ¿democracia región 4?

entradas relacionadas

Encuentra tu elemento En memoria de Sir Ken Robinson
Seis reflexiones ante el inicio de la reapertura
Mises en México (1): el comercio es la paz