Ricardo Salinas Pliego

Ricardo Salinas Pliego es un empresario mexicano, Fundador y Presidente de Grupo Salinas. Es un hombre cuyas convicciones y pensamiento se reflejan claramente en su obra así como en sus actividades empresariales. Es un hombre de familia, forjado en el valor del trabajo, la tenacidad, el esfuerzo y la pasión para alcanzar los sueños. Se considera un optimista nato.
"Tenemos la obligación de imaginar un mejor futuro y después buscar la forma de llegar a él."
Pensamiento

Citas

La libertad, como un valor fundamental de GS: “Grupo Salinas está 100% comprometido con la libertad. Es uno de nuestros valores centrales (…). Sin libertad, no vale la pena vivir. No solamente nos otorga dignidad como seres humanos sino también a nivel muy práctico, la libertad nos permite prosperar”.

Sobre la libertad y la prosperidad: “Yo estoy convencido de que solamente en el camino de la libertad podemos construir un México más próspero, y un México más justo”.

Sobre las enseñanzas de Juan Pablo II: “Queremos mostrar nuestra gratitud a S.S. Juan Pablo II porque con su paz nos enseñó a erradicar la guerra, porque con hechos nos enseñó a combatir el racismo, porque con su vida nos dio el ejemplo de tolerancia, de respeto, de amor por el prójimo, por la familia y por la amistad. Ojala que todos aprendamos del Santo Padre para poder cambiar nuestras vidas y para contribuir a mejorar nuestra sociedad”.

Sobre la suerte en la vida y en los negocios: “Suerte es saber aprovechar la oportunidad cuando se nos presenta, y nosotros siempre hemos estado preparados para tomar las oportunidades que se nos han presentado. Algunas han sido complicadas, pero hasta ahora todo va marchando”.

Sobre el gusto por aprender: “Para mí lo más importante es que en ustedes [egresados de Plantel Azteca] se haya desarrollado el gusto por aprender, el valor fundamental de Grupo Salinas es el Aprendizaje, porque estamos convencidos de que el conocimiento y el aprendizaje continuo y su aplicación en la vida diaria es lo más importante. Yo estoy convencido de que una vez que se adquiere el gusto por aprender, ya no se deja".

Negocios

Sobre su pasión por los negocios: “La vida es un viaje maravilloso con muchas cosas qué aprender y qué hacer. Lograr que las personas se desarrollen y ver cómo crecen en los negocios es una experiencia maravillosa que no me quisiera perder. ¿Qué podría hacer si me retiro, comprar un yate enorme y sentarme en él? Ése no es mi estilo. Por supuesto que puedo disfrutar de unas vacaciones, pero siempre estoy ansioso por volver a la acción y a la emoción de que se cumplan los planes”.

Sobre la compra de TV Azteca: “Cuando ganamos el paquete de medios, pagamos por él US$650 millones, muchísimo dinero en el 1993. Para levantar esa cantidad de dinero hubo que empeñar todas las acciones de mi papá y de mi abuelo, propiedad de Elektra, más las acciones nuevas que habíamos comprado de TV Azteca. Todo quedó en garantía de esa deuda; si no se saldaba, perdíamos la televisora y Elektra”.

Sobre la precisión en el trabajo: “Más vale estar aproximadamente correcto que totalmente incorrecto".

Sobre las oportunidades de negocio y las personas: “El comercio es natural y necesario en todas partes del mundo. Seguramente va a crecer mucho, pero siempre de la mano de la parte financiera. Nosotros estaremos siempre atentos a las nuevas oportunidades. Yo creo que en los negocios hay que saber ser oportunista: si se te presenta una buena oportunidad, la tomas; si el día de mañana aparece un buen negocio, pues le entramos. Pero ahora ya no sólo es cuestión de qué negocio empezar o cuánto dinero invertir; el asunto es con qué personas vas a operar los negocios, eso es lo más importante”.

Sobre el futuro de Grupo Elektra: “Yo creo que la gran oportunidad, definitivamente, está en el sector financiero. Nuestros mercados en México y en Latinoamérica, tienen una gran escasez de crédito y de servicios financieros, y hay una gran necesidad. Hay más oferta comercial que de servicios financieros, y lo que hemos visto aquí por ejemplo, de la necesidad de créditos, de seguros, de tarjetas, de transferencias de dinero, es que todas esas cosas son extraordinariamente necesarias y la gente está prácticamente abalanzándose sobre ellas. Y lo vemos no sólo en México, sino en Guatemala, Honduras, Perú, El Salvador, Panamá, Argentina, y en Brasil. Obviamente la gran oportunidad de crecimiento en el Grupo está en el sector financiero”.

Sobre la sistematización temprana en Grupo Elektra: “Traje al grupo las primeras computadoras de la empresa. En la época en que lo que existían eran unas enormes máquinas fabricadas por NCR. Cada una costaba lo mismo que una tienda nueva. No era un proceso viable. Partimos de allí a traer las primeras computadoras personales de Apple, pero después de seis meses de implantados, percibimos que esas máquinas eran como juguetitos electrónicos. En ese entonces se estaban lanzando los primeros PCs de IBM. Hicimos nuestra expansión a partir de allí, sobre esa plataforma…hicimos el mismo movimiento en el caso de la informatización de nuestro banco. Apostamos en un sistema de alta tecnología, pero de bajo costo, que integramos con programas que desarrollamos aquí. Ese es un camino arriesgado, porque a veces las cosas fallan".

Sobre la expansión hacia Brasil y su comparación con México: “En México hemos tenido éxito en el mercado de bajos ingresos. Eso es algo que debemos reproducir en Brasil. Hay otros mercados que también pueden ser interesantes, pero ellos no serán nuestra prioridad. Vamos a seguir ofreciendo artículos básicos de consumo como son los muebles, los utensilios domésticos, la línea blanca. Teniendo también como soporte la oferta de servicios financieros, como son los préstamos y créditos para la adquisición de esos bienes. Es importante anotar que tanto en México como en Brasil, cuando hablamos de segmentos de bajos ingresos no estamos hablando del mismo segmento de bajos ingresos de hace cien años. Al inicio de las operaciones del Grupo, los estratos bajos de México no tenían acceso a ropa ni zapatos, por ejemplo. Muchos andaban descalzos por las calles y se vestían con mantas y sombreros. Eso afortunadamente quedó atrás. Es verdad que seguimos con grandes grupos de pobreza extrema, pero es notable la expansión del poder de compra de esa población más sencilla. O sea, el desafío del Grupo es ir adaptándose a lo que podríamos llamar como el ascenso de una nueva clase media, pero sigue siendo una franja de bajos ingresos en la sociedad”.

Social y económico

Sobre la toma de decisiones en los ámbitos público y privado: “Hay que conocer de primera mano lo que pasa para poder tomar decisiones: y muchas veces, desde las alturas de las oficinas; públicas o privadas, se toman decisiones que no tienen nada que ver con lo que se necesita”.

Sobre las oportunidades de ser productivos: “En Grupo Salinas sabemos que los mexicanos no desean recibir ayuda, los mexicanos están ávidos de oportunidades para crecer, están deseosos de trabajar y de ser productivos para su país. Es por eso que apostamos en proyectos productivos y generadores de oportunidades”.

Sobre el debate público: “La sola presencia de las personas en la televisión no significa lograr un debate público”.

Sobre la necesidad de trabajar por la educación: “Para lograr propuestas viables de desarrollo sustentable es requisito trabajar por una educación de excelencia que nos prepare a todos para pensar en México; sin ese esfuerzo educativo en la primaria, en la secundaria y en la preparatoria, vamos a tener ciudadanos de segunda, y un país de tercera. Estamos a tiempo para corregir; y yo me siento optimista a pesar de todo, México es un país de 100 millones de mexicanos, y no nos para nadie”.

Sobre la manera de combatir la pobreza: “El tema fundamental es la pobreza y o la desigualdad como algunos pretenden señalar, y no es más que generando riqueza como se va a combatir la pobreza y la riqueza simplemente se genera con empleos sustentables”.

Sobre la seguridad en el país: “Yo estoy seguro de que si trabajamos juntos, el problema de la seguridad se puede resolver, trabajando juntos se pueden resolver las cosas, no debemos soportar situaciones que están mal, se pueden corregir y yo los invito a eso, exactamente, a que juntos mejoremos México”.

Educación

Sobre el valor de la educación: “La mejor inversión que podemos hacer es la educación porque la educación es el arma más poderosa que tenemos para acceder a la autoestima, al conocimiento, al progreso La educación es algo que ustedes [como estudiantes, alumnos de Plantel Azteca] tienen en su cabeza y no se los puede quitar nadie”.

Sobre los problemas educativos del país: “Nuestro país tiene un problema de educación monumental y nos preguntamos: ¿Por qué el Plantel Azteca es diferente? ¿Cómo es posible que nuestro gobierno gaste tanto dinero de nuestros impuestos en educación y que los resultados sean tan pobres? ¿Cómo es posible que en Plantel Azteca los resultados educativos sean tan buenos? Tiene mucho que ver con las políticas como el Bono Educativo”.

Sobre el Bono Educativo: “El Bono Educativo significa dos cosas: (1) Una conciencia de lo que vale la educación y (2) Que tienen los padres de familia y los muchachos la libertad de elegir a dónde pueden ir a estudiar. Cuando la educación te la regala el gobierno, vas a lo que te toca y recibes lo que te dan”.

Sobre la responsabilidad del Estado en la educación: “El Bono Educativo no significa que el Estado Mexicano deje a un lado su obligación de proveer educación gratuita para todos, al contrario, implica que el Estado realmente asuma esta responsabilidad para dar una mejor educación a cada ciudadano”.

Sobre la compensación por un buen trabajo: “Cuando [a ustedes, los alumnos de Plantel Azteca] les toque el día de salir trabajar, encuéntrense una buena empresa, un buen jefe y dense cuenta de una cosa muy importante: las empresas que los contraten les van a pagar con dos monedas, el efectivo que se van a llevar a su casa y la experiencia que están adquiriendo”.

Sobre el gasto en educación: “La educación no es gratis. En nuestro país el gobierno gasta muchísimo en educación y en salud. Lo malo es que gastan mucho y gastan mal por lo que la educación promedio a la que acceden millones de mexicanos deja mucho que desear. De nuestras escuelas salen los muchachos como si no hubieran pasado por allí, este es un problema grave, un drama, pero en esta escuela [Plantel Azteca] puede servir de ejemplo para que muchas otras escuelas adopten este modelo que es muy diferente”.