Foto RBS

Ricardo Benjamín Salinas Pliego es un empresario mexicano, Fundador y Presidente de Grupo Salinas. Es un hombre cuyas convicciones y pensamiento se reflejan claramente en su obra así como en sus actividades empresariales. Es un hombre de familia, forjado en el valor del trabajo, la tenacidad, el esfuerzo y la pasión para alcanzar los sueños. Se considera un optimista nato.

Contador Público por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, cuenta con una Maestría en negocios por la Universidad de Tulane; sin embargo, no cree que los títulos académicos otorguen conocimiento por encima de la experiencia. Desde muy joven desarrolló su instinto empresarial en diversos negocios. Imposible es una palabra que no está en su diccionario.

Lector apasionado de la historia, sus personajes, el arte, la ciencia, la tecnología así como los negocios y finanzas, gusta de compartir sus intereses y no duda en manifestar su opinión sobre diversos temas de interés, como lo hace regularmente en su blog. Sus ideas las ha expuesto el Foro Económico Mundial de Davos, en The Young President’s Organization, The Economist Mexico Business Roundtable, el Instituto de las Américas, la Cámara de Comercio de los Estados Unidos, UCLA, TED, CAP, The Aspen Institute, The New York Forum, Universidad de Michigan, Universidad de Georgetown y la Escuela de Negocios de Harvard, donde usualmente trata asuntos relacionados con liderazgo, globalización, gobierno corporativo y las oportunidades en la base de la pirámide.

www.ricardosalinas.com

De Plantel Azteca para el mundo: la alumna de Mario Molina

losvientoshancambiado

Comparto con gusto en esta entrada mi artículo de opinión que fue publicado en El Financiero y El Horizonte.

La forma de riqueza más importante es el capital humano: el conocimiento, el talento, la inteligencia de las personas, es lo que más cuenta. Para desarrollar y potenciar ese capital humano, la educación juega un papel primordial.

Hace casi 20 años creamos Plantel Azteca, una escuela de excelencia que brinda educación gratuita a jóvenes de escasos recursos, que ha dado grandes resultados. Pero ¿cómo se mide el éxito de una institución académica? La respuesta es muy simple: con los logros de sus alumnos. Es así que decidí publicar una serie de historias con los perfiles de algunos de los egresados más exitosos de nuestra escuela.

La gente hace la diferencia y en Plantel Azteca hemos alcanzado grandes logros gracias al esfuerzo, la tenacidad y la preparación de nuestros estudiantes.

La educación es la única forma de incrementar nuestro capital humano y eso la convierte en la piedra angular de nuestro futuro. Por ello, me enorgullece ver que la semilla que sembramos hace dos décadas, hoy crece y se multiplica en historias de éxito de nuestros egresados que contribuyen al desarrollo y engrandecimiento de México.

Quiero compartir en este espacio una más de esas historias, que nos muestra además que el deseo de superación no tiene límites.

Ariadna Itzel Reyes destacó por su brillante aprovechamiento académico, triunfando en olimpiadas nacionales del conocimiento y otros concursos de excelencia. Sin embargo, al vivir en una zona marginada de Tlalnepantla, Estado de México, su situación estaba en riesgo. Su padre, quien siempre ha sido un hombre de esfuerzo, cumplía con dos trabajos. Sin embargo, la situación económica para la familia era muy complicada, por lo que el futuro promisorio de esta niña no estaba asegurado.

El panorama, afortunadamente, cambió de manera radical para esta joven promesa. A sus once años,  Ariadna logró formar parte de la primera generación de alumnos de Plantel Azteca, en el año de 1997. Durante sus años de secundaria y bachillerato, destacó por su liderazgo bajo un intenso rigor académico. Aprendió ciencias, tecnología y formó parte de la escolta. Pero de todo el conocimiento que recibió en Plantel Azteca, un tema la cautivó: el cuidado del medio ambiente.

Ariadna se graduó exitosamente, con la firme idea de dedicar su vida a impulsar acciones concretas para fortalecer la cultura de la responsabilidad ambiental en el mundo. Sus metas eran muy altas, pero tuvo el coraje y el valor para luchar por alcanzarlas.

Decidió estudiar Ingeniería Civil en el Instituto Politécnico Nacional. Quería construir ciudades de manera diferente, buscando una convivencia armónica entre las comunidades y su hábitat.

Pronto demostró sus habilidades para la física, las matemáticas y las estructuras. Aprendió a construir respetando el equilibrio ecológico. Su tesis profesional fue suficientemente original para sorprender a las autoridades de su escuela e incluso, para ser implementada. Ideó la manera de construir espacios dignos y confortables de bajo costo, premisa que fue puesta en marcha en centros de readaptación social y cárceles al interior de la República Mexicana.

Siempre adelantada a su generación, a sus 22 años ya se estaba titulando de una maestría en Ingeniería Ambiental, con una tesis aún más innovadora: desarrolló el primer inventario de gases de efecto invernadero en un campus universitario en México. Fue tan rotundo el éxito, que su modelo fue aplaudido por reconocidos ambientalistas nacionales, organizaciones civiles e incluso por el Gobierno Federal.

La Comisión de Cooperación Ambiental de Norteamérica, invitó a esta joven egresada de Plantel Azteca a presentar su investigación en Estados Unidos. Fue entonces que el Premio Nobel mexicano Mario Molina, la invitó a trabajar a su lado.

En el Centro Mario Molina, Ariadna desarrolló investigaciones para evaluar la sustentabilidad de la vivienda en México, evidenciando políticas públicas de vivienda que  obligan a las personas de escasos recursos a subsistir en desarrollos habitacionales mal planeados, lejos de oportunidades laborales, de educación y salud de calidad.

Fue así como recibió de manos de Mario Molina una recomendación para el Doctorado en Planeación Urbana y Regional en la Universidad de Arquitectura de Austin, Texas. De este modo consiguió una de las becas académicas más prestigiosas del mundo, la Fulbright.

Actualmente, a sus 30 años y con medio doctorado acreditado, presenta con éxito sus investigaciones no sólo en Estados Unidos, sino a través del continente americano en países como Canadá, Argentina, Chile, Brasil y República Dominicana, donde vivió durante varios meses para realizar investigaciones de sustentabilidad y justicia ambiental en asentamientos humanos informales, llevando progreso y bienestar a las zonas más marginadas.

Ariadna planea su próximo regreso a México, para impulsar políticas públicas integrales que le permitan a las personas de bajos recursos acceder a una vivienda digna.  

En Plantel Azteca no sólo formamos académicamente a los jóvenes: les brindamos las herramientas y habilidades que requiere un profesionista de clase mundial. Por ello estoy convencido de que Plantel Azteca es una excelente inversión que redituará en el bienestar de nuestro país.

Entradas Relacionadas:

Comentarios [5]
Comentar

Comentando en el Blog: De Plantel Azteca para el mundo: la alumna de Mario Molina

Mostrar/Ocultar reglas para comentar

¿Estás de acuerdo con las reglas de publicación?

Nombre  
Dirección de Correo Electrónico  
Ubicación  
Su comentario  

14.marzo.17
JULIO LABORIE., México, Ciudad de México.::

Mi amigo y estimado don Ricardo: eres magnánimo, trascendente y próspero. ”La gente no es pobre por cómo vive, es pobre por cómo piensa”. Y como sabiamente mencionas: “La forma de riqueza más importante es el capital humano: el conocimiento, el talento, la inteligencia de las personas, es lo que más cuenta. Para desarrollar y potenciar ese capital humano, la educación juega un papel primordial". De nada sirve si lo que prometes no lo cumples, siempre hay que actuar con compromiso y lealtad a uno mismo o no decir nada. Pero siempre hay que tener planes y estrategias para lograr los objetivos. Me pregunto, si en USA hay una persona que se enfocó en ser presidente y lo logró a sus casi 71 años, por qué no da el todo para su México y se promueve para Presidente de la República. Entraría de 64 años. En USA, independientemente de las votaciones, se acostumbra por sus razones imponer una alternancia en la presidencia, esto es, entra un político y luego un empresario. Es tiempo de que México siga esa costumbre. Cuídate intelectual amigo, felicidades por los logros conocidos y no conocidos, que de éstos son incontables, ya que les has cambiado su perspectiva y por lo tanto, su manera de pensar.

13.marzo.17
ANA IRASEMA MAYORAL FEDERICO, HERMOSILLO, SONORA. MEXICO:

Me imagino que ésta es sólo una de tantas historias que nos gustaría compartieran y es prueba de que querer es poder. Y más cuando nos encontramos con instituciones que ayudan verdaderamente al desarrollo personal, académico y cultural de nuestra juventud, que en algunas ocasiones está hambrienta por ser apoyada. Enhorabuena y muchas felicidades, pero sobre todo, ¡¡¡¡¡ gracias !!!!!

10.marzo.17
Louis , NYC:

Dig into your website and found out that your Plantel has 2,600 students of high school all paid for by your organization most be is quite an investment. I like your concept of Inclusive Prosperity for your constituyency, adding to the economic value you create as a business, social and inviromental values as well to the community which you serve. Congratulations a great example to the corporate world.

10.marzo.17
Hector Puente Segura, Monterrey, NL:

Es imperativo difundir estas historias de educación y oportunidades que se generan. Una gran cantidad de jóvenes tiene enorme talento y sólo están esperando una oportunidad. Por el liderazdo de TV Azteca y del propio Ricardo Salinas, debiera buscarse extender este tipo de iniciativas en todos los estados de la república. Mi sincero reconocimiento por el sentido de responsabilidad social y tener claro que el país es de todos.

09.marzo.17
Roberto, México:

Gracias señor Salinas, esto es liderazgo, predicar para que más mexicanos se unan a este camino. El futuro son nuestros jóvenes, México puede crecer mucho más de lo que vemos. Gracias, eso es trabajar para la educación de los que harán a México diferente.

CERRAR

Enviar