Foto RBS

Ricardo Benjamín Salinas Pliego es un empresario mexicano, Fundador y Presidente de Grupo Salinas. Es un hombre cuyas convicciones y pensamiento se reflejan claramente en su obra así como en sus actividades empresariales. Es un hombre de familia, forjado en el valor del trabajo, la tenacidad, el esfuerzo y la pasión para alcanzar los sueños. Se considera un optimista nato.

Contador Público por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, cuenta con una Maestría en negocios por la Universidad de Tulane; sin embargo, no cree que los títulos académicos otorguen conocimiento por encima de la experiencia. Desde muy joven desarrolló su instinto empresarial en diversos negocios. Imposible es una palabra que no está en su diccionario.

Lector apasionado de la historia, sus personajes, el arte, la ciencia, la tecnología así como los negocios y finanzas, gusta de compartir sus intereses y no duda en manifestar su opinión sobre diversos temas de interés, como lo hace regularmente en su blog. Sus ideas las ha expuesto el Foro Económico Mundial de Davos, en The Young President’s Organization, The Economist Mexico Business Roundtable, el Instituto de las Américas, la Cámara de Comercio de los Estados Unidos, UCLA, TED, CAP, The Aspen Institute, The New York Forum, Universidad de Michigan, Universidad de Georgetown y la Escuela de Negocios de Harvard, donde usualmente trata asuntos relacionados con liderazgo, globalización, gobierno corporativo y las oportunidades en la base de la pirámide.

www.ricardosalinas.com
English Español
Entradas Recomendadas
Últimas entradas
Ver todas las entradas
Categorías

 

Cambiemos al mundo, una bellota a la vez

Las pequeñas cosas hacen la diferencia

“Cuando reflexiono que un hombre, armado tan sólo de sus propios recursos físicos y morales, fue capaz de provocar que esta tierra de Canaán surgiera de un desierto indómito, me convenzo de que, a pesar de todo, la humanidad es admirable. Pero cuando considero la grandeza infalible de espíritu y la tenacidad bondadosa requeridas para lograr este resultado, me lleno de un inmenso respeto por aquel viejo e ignorante campesino capaz de completar una obra digna de Dios”. (Jean Giono)

Hace unos años, mi padre compartió con nosotros, sus hijos, la historia de alguien que se propuso cambiar su entorno, de bellota en bellota.

Esta narración que nos enseña que todos podemos mejorar notablemente nuestro mundo, paso a paso, sin esperar subsidios ni aplausos.

El relato forma parte de un artículo de Bill Bonner, quien comenta un libro escrito por Jean Giono sobre un personaje llamado Elzeard Bouffier quien se avocó a reforestar su entorno.

Ojalá disfruten la historia tanto como yo y que los inspire para emprender esas pequeñas cosas que hacen la diferencia, una bellota a la vez.

 

Los Justos y los Buenos: Más Héroes Reales
Por Bill Bonner

Es una tarea pequeña e ingrata plantar un árbol. El roble, por ejemplo, usualmente crece tan lento que quien lo planta rara vez vive para verlo en su graciosa madurez. Aún así, la gente planta árboles.

Jean Giono nos cuenta la historia de un hombre quien, por ninguna otra razón que las propias, comenzó a plantar robles en el sur de Francia.

“Hace unos cuarenta años, efectué una larga travesía a pié sobre alturas montañosas desconocidas para los turistas en la zona donde los Alpes se fusionan con la región de Provenza. Todo aquello era tierra  estéril y yerma en el momento en que me embarqué en este largo trayecto por aquellas regiones desconocidas. Nada crecía allí más que lavanda silvestre.”

Había pocos árboles y aún menos hombres en esta tierra desolada. Pero un pastor solitario tuvo una idea. Empezó cargando consigo un costal de bellotas y una pesada barra de hierro. Mientras cuidaba su rebaño, perforaba la tierra con su bastón de hierro y enterraba una bellota. Hizo esto por décadas. No había programa de reforestación, ni apoyos del gobierno, ni comisionados de parques, ni botánicos, ni impuestos, ni cuotas. Tan sólo un pastor solitario de 55 años.

El señor Giono lo conoció antes de la Primera Guerra Mundial. Su nombre era Elzeard Bouffier. Sólo tenía la compañía de sus ovejas y de su perro. Nunca había estudiado Ciencias Ambientales, quizá nunca asistió a la escuela. Pero pudo apreciar que la tierra había cambiado desde su juventud. La región era rica en pasto y árboles, animales y seres humanos. Podías decir esto porque quienquiera que hubiese vivido allí había dejado sus casas de piedra en las laderas. Aparentemente habían sobre-pastado esos pastizales y abusado de la tierra. Aún peor, habían deforestado los bosques que alguna vez habían crecido allí. De los robles torcidos que alguna vez proporcionaron la sombra y el abrigo que mantiene la humedad cerca del suelo, sólo unos cuantos permanecieron.

Bouffier no requirió del permiso de nadie. No puso ninguna petición en referéndum o en boleta alguna. No arengó a ningún ciudadano ni habló en ninguna junta comunal. Hasta donde sabemos, su nombre no apareció en registro alguno –sólo hasta después de su muerte. Pero llevó a cabo el trabajo que se había propuesto… sin paga, ni agradecimientos ni aviso alguno.

Plantó miles de robles, muchos de los cuales murieron al principio. Pero gradualmente, más y más árboles echaron raíces. Cada uno de ellos brindó más sombra, más humedad y un lugar más hospitalario para que otra clase de vida echara raíces. Los animales regresaron y luego los cazadores y luego los guardias forestales.

“En 1933 [Bouffier] recibió la visita de un guardia forestal quien lo notificó de una orden en contra de las fogatas al aire libre, por miedo a causar daño al crecimiento de este bosque natural”, escribió Giono. “Fue la primera vez -el hombre le comentó inocentemente- que él había escuchado de un bosque que creciera por sus propios medios. Por aquella época Bouffier se disponía a plantar hayas en un sitio a unos doce kilómetros de distancia de su choza. Para evitar desplazarse de ida y vuelta –puesto que el hombre tendría unos setenta y cinco años- planeó construir una cabaña de piedras justo en la plantación. El siguiente año lo hizo”.

El renacer del ‘bosque natural’ era un milagro para todos. En 1935 una delegación gubernamental vino a examinarlo. No sabían qué pensar. Simplemente lo colocaron bajo protección gubernamental.

Para esas fechas los robles medían entre 20 y 25 pies de altura. Las colinas estaban cubiertas por ellos. Y el viejo seguía trabajando, plantando su bosque sigiloso.

“Recuerdo cómo se veía esta tierra en 1913”, escribió Giono. “Un desierto pacífico, el trabajo constante, el aire vigoroso de la montaña, la frugalidad y, sobre todo, la serenidad de espíritu, habían regalado a este hombre una salud digna de admiración. Era un atleta de Dios. Me pregunté cuántos acres más el hombre cubriría de árboles.”

Hacia 1945, otra guerra había pasado. Bouffier tenía 87 años de edad y aún seguía sembrando. Él había pasado la segunda guerra como había pasado la primera. Mientras millones de hombres armados trataron de mejorar el mundo matándose unos a otros, este buen pastor continuó enriqueciendo su mundo. Y en este proceso mejoró el nuestro.

 

Entradas Relacionadas
Comentarios [16]
Comentar

Comentando en el Blog: Cambiemos al mundo, una bellota a la vez

Mostrar/Ocultar reglas para comentar

¿Estás de acuerdo con las reglas de publicación?

Nombre  
Dirección de Correo Electrónico  
Ubicación  
Su comentario  

28.diciembre.16
María Josefina Méndez Ávilla, Conmutador de Tv. Azteca:

Me encantó el comentario acerca de la historia del señor Elzeard Bouffier. Y creo que para lograr algo, sólo se necesita voluntad y dar el primer paso. Aunque se encuentren obstáculos, continuar con la labor que se ha impuesto uno mismo. Aprovecho la oportunidad para desear a TODA LA FAMILIA AZTECA, desde el señor Ricardo Benjamín Salinas Pliego, hasta "La Base de la Pirámide" (que venimos siendo, los que comunicamos a todo Grupo Salinas). FELIZ AÑO NUEVO 2017. Que DIOS les llene de Bendiciones, ante todo Salud, Paz, Prosperidad, etc.

10.diciembre.13
CALOS, tabasco mexico:

MUY BUENA LECTURA GRACIAS SEÑOR RICARDO POR COMPARTIRLA CON NOSOTROS.

28.noviembre.12
Maricela Ayala Jiménez, Zapopan Jalisco:

De verdad es un gusto enorme el poder visitar su blog, tengo tres años como maestra jubilada dedicada a un gran compromiso social "llevar los valores a través del fomento a la lectura de los cuentos de antaño" más de 3500 niños de 13 escuelas de mi comunidad transitando por el mundo de los valores,como dice esta historia somos una asociación que no recibe patrocinios de nadie solo nuestro corazón, es como plantar un roble en cada corazón de un niño,parece ingrata esta tarea pero aún así seguiremos plantando valores; sabemos que crecerá lento y quizá no viviremos para ver cambiar al mundo; pero como dice esta historia "una bellota a la vez" como presidenta de esta asociación en trámite,hoy estuve un poco triste y desconsolada porque no hemos encontrado eco, ni patrocinios y al leer esta historia renació en mi la fe y la esperanza, de que cuando alguien ama un sueño le echa corazón y no necesita más.Gracias por compartir seguiremos adelante en esta hermosa tarea. estoy en face como "Jalisco sembrador de valores"

16.septiembre.11
Juan Pablo Martinez Alvarado , San Luis Potosi, Cd Valles:

Primero que nada señor Salina Pliego felicidades por su empresa y por todas las cosas buenas que a hecho con sus proyectos. Pero me gustria decirle que todo Mexico se a olvidado de el turismo una forma de hacerlo seria una carrera como la de amazing race primero llevarlos por cada estado del pais a los lugares mas emblematicos del mismo y el ganador del estado compita con los demas de otros estados y esa seria la gran final pero que fuera por todo mexico visitando los 31 estado y el DF. Promocionando el turismo de una forma divertida por todo el pais

05.abril.11
Leobi Cruz, Ciudad de Mèxico:

Buenos dìas SR. Ricardo. Mil felicidades por la publicaciòn de èstos textos que nos hacen reflexionar. Espero haya recibido mi pequeño obsequio que con mucho cariño le envìè. Ojalà y existieran en èste Mèxico Lindo màs personas como usted. Encuentro muchìsima razòn en aquello que tenemos que tenemos que hacer nosotros mismos y con nuestros medios, sin esperar que nadie dirija lo que sabemos que nuestro paìs necesita. Sòlo necesitamos poner nuestro grano de arena. Estoy segura que unidos y con ayuda mutua podremos mejorar este Mèxico. Saludos y que Dios lo siga cuidadando

22.marzo.11
alma gutierrez, monterrey, nuevo leon:

c.p. salinas pliego, dese por este medio externarle mi profundo respeto y admiración por lo que ha venido haciendo en tooodo. deseo contribuir activamente por medio de su empresa, amo la naturaleza, y me duel como la tratamos. el año pasado me inscribi en iniciativa mexico con la propuestes " el mexico de ayer y el de hoy" mi labor empezo en el 2000 en el centro de guadalupe, hice un escrito y diversas actividades ecologicas, en mi entorno. deseo poder contactarlo via e mail . a la fecha se va a rehabilitar el rio la silla, se va a quitar el drenaje de este y lo unico que no queremos es el estadio pudiendo estar en otro l ugar ya qye aqui perjudija en todo nuestro entorno. pero eso no les importa al poder economico y mucho menos a la ctm que ponea sus titeres a venderse o peor aun dandole permisos que violan nuestras leyes en fin que le vamosa hacer. espero me de la oportunidad de enviarle un e- mail. gracias y cuente conmigo dios lo siga bendiciendo ya toda su familia y tv aztaca. alma gtz

14.enero.11
jose cruz benitez jaimes, Metepec, Estado de México.:

gracias por sus artículos escritos aún no leo los demas, pero me inspiran a ser una persona cada día mejor conmigo mismo, mi familia y mi pais. que DIOS Y LA VIRGEN DE GUADALUPE lo bendigan a Usted y a su familiaHOY Y SIEMPRE. FELICIDADES

28.diciembre.10
Benjamín González Martínez, monterrey N.L.:

Sr. Ricardo salinas Pliego acabo de leer una bellota a lavez,que hermosísima lección, que inspiradora y adecuada para enfocar la mentalidad colectiva y la mía ahora. felicidades. le deseo exito y bendiciones

01.diciembre.10
Tezcatlipoca, Ciudad de México:

Con el criterio de Graham Hancock, autor de Lords Of Poverty, los funcionarios públicos y burócratas internacionales lo único que han logrado es aumentar la miseria global. Creo que es un error pensar que un funcionario público es autor del éxito económico, si ellos, en los gobiernos no producen más que las condiciones que permiten que sus ciudadanos produzcan en paz. La deuda gubernamental ahoga al mundo de hoy y ahora con la guerra de las divisas, habrán más hambrunas, más pobreza que las resultantes por la guerra fría. Entiendo que los gobiernos sean su mercado objetivo, pero aplaudiéndoles o felicitándoles por ser los principales causantes de la recesión económica mundial, es terrible.

29.noviembre.10
osvaldo, zacatecas:

usted es un ejemplo a sueguir y me gusta mucho su actitud

26.noviembre.10
Guadalupe Juárez , Oaxaca, Oax.:

Excelente artículo, una gran enseñanza para quienes están esperando que el Gobierno o cualquier autoridad nos dé todo, si queremos cambiar el mundo tenemos que empezar por cambiar nosotros. Por otro lado me emocionó mucho escuchar (aunque solo hayan sido fragmentos), de una de las orquestas de Esperanza Azteca y sobre todo porque en mi Estado existe un gran gusto por la música, en algunas comunidades los niños antes de aprender a leer y escribir, saben leer nota. Gracias por esta labor

26.noviembre.10
georgina hurtado hernández, Chetumal, Quintana Roo:

Buen día tenga usted, su familia y todo su equipo, atravez de este pequeño mensaje les agradezco los momentos de esparcimiento y de información que nos han dado a mi familia desde que tomo las riendas del canal de televisión...... sigan siempre asi, siendo la mejor y única opción de la televisión abierta y también de paga. Pd. me encanta su programación, si su variedad aún y cuando causen controversia, eso quiere decir que estan haciendo las cosas bien. por su atención gracias.

23.noviembre.10
EDMUNDO SÁNCHEZ, México DF:

Buen día En verdad me causo un sin fin de emociones la presentación de la orquesta la Esperanza, mi sensibilidad fue muy bombardeada gustosamente, es un gran logro del Grupo Salinas. Así como la labor que hacen con los estudiantes que diariamente preparan en su Plantel Azteca. Solo veo una incongruencia, con estas y otras actividades que promueven el crecimiento de los niños y los valores, pero con algunos programas hacen lo contrario entres ellos las luchas y el box, si realizamos una encuesta en las escuelas publicas quizás el 90 % conoce y habla de estos programas y no así de la Orquesta, Plantel Azteca y los valores que promueven. Gracias por su lucha en recuperar los valores, no solo para el futuro sino también para el presente.

23.noviembre.10
O. R., D.F.:

Excelente artículo, nos enseña que todos podemos cambiar al mundo con pequeñas acciones y un poco de visión y disciplina. La "buena acción del día" resume esta filosofía.

22.noviembre.10
Fátima , Estado de Mexico:

Gracias, todos desde nuestras trincheras, lucharemos para hacer un mejor platena, para nuestros pequeños.

22.noviembre.10
irene mendez, torres esmeralda:

Me encanto, creo en el entusiamo que nace de la visualización de un sueño y en el trabajo diario para llegar a el.

CERRAR

Enviar