Foto RBS

Ricardo Benjamín Salinas Pliego es un empresario mexicano, Fundador y Presidente de Grupo Salinas. Es un hombre cuyas convicciones y pensamiento se reflejan claramente en su obra así como en sus actividades empresariales. Es un hombre de familia, forjado en el valor del trabajo, la tenacidad, el esfuerzo y la pasión para alcanzar los sueños. Se considera un optimista nato.

Contador Público por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, cuenta con una Maestría en negocios por la Universidad de Tulane; sin embargo, no cree que los títulos académicos otorguen conocimiento por encima de la experiencia. Desde muy joven desarrolló su instinto empresarial en diversos negocios. Imposible es una palabra que no está en su diccionario.

Lector apasionado de la historia, sus personajes, el arte, la ciencia, la tecnología así como los negocios y finanzas, gusta de compartir sus intereses y no duda en manifestar su opinión sobre diversos temas de interés, como lo hace regularmente en su blog. Sus ideas las ha expuesto el Foro Económico Mundial de Davos, en The Young President’s Organization, The Economist Mexico Business Roundtable, el Instituto de las Américas, la Cámara de Comercio de los Estados Unidos, UCLA, TED, CAP, The Aspen Institute, The New York Forum, Universidad de Michigan, Universidad de Georgetown y la Escuela de Negocios de Harvard, donde usualmente trata asuntos relacionados con liderazgo, globalización, gobierno corporativo y las oportunidades en la base de la pirámide.

www.ricardosalinas.com
English Español
Entradas Recomendadas
Últimas entradas
Ver todas las entradas
Categorías

 

¿La riqueza es perversa?

La-riqueza-es-perversa

Mis asesores me aseguran que “defender a los millonarios es impopular y políticamente incorrecto”. Simplemente no les gusta que publique este tipo de entradas en mi blog. Pero yo insisto que esto no es un ejercicio de relaciones públicas. No se trata de defender a los millonarios, o a los billonarios, en una lucha de clases sin sentido, esto va mucho más allá: se trata del futuro que queremos.

En América Latina prevalecen construcciones mentales que se levantan como obstáculos terribles en nuestro camino al desarrollo económico. Por ello, desde mi perspectiva, se trata de perseverar en un indispensable Cambio Cultural que destierre para siempre estas ideas nefastas que se han propagado por siglos, envenenando la mentalidad del latinoamericano. Mi compromiso personal es hacer todo lo que esté a mi alcance para lograrlo y si eso requiere publicar artículos y “entradas incómodas”, pues que así sea.

Veo que algunas personas y organizaciones buscan impulsar la idea de que “la riqueza es perversa”, cuando lo realmente inaceptable es la pobreza. Por ejemplo, recientemente encontré una nota con el siguiente encabezado: “Cuatro empresarios dueños del 9% del PIB”. En esa nota tendenciosa, basada en “información” de Oxfam, de nueva cuenta se ataca a un grupo de empresarios exitosos porque se “beneficiaron de la privatización de bienes públicos”, lo cual de entrada es un sinsentido.

Esta afirmación carece de lógica por muchas razones, pero principalmente porque los bienes que se privatizaron en los 90s, no sólo en México, sino en todo el mundo, no fueron bienes públicos en el sentido económico del término, sino recursos de naturaleza empresarial que generan mucho más valor en manos de la iniciativa privada. Gracias a estas privatizaciones, muchos gobiernos lograron sanear sus finanzas e impulsar la economía –y México no fue la excepción.

El estudio de esta ONG muestra una serie de fallas metodológicas, para empezar: no distingue apropiadamente entre bienes públicos, en el sentido económico, y bienes privados que en manos del gobierno naturalmente pierden valor. El estudio también confunde valor de mercado con riqueza, flujos con saldos y desigualdad con pobreza. Una de sus fallas más notables es que no considera que es muy distinto concentrar riqueza que generar riqueza, esto último un efecto deseable que es producto directo de la actividad empresarial.

Para ilustrar lo tendencioso de la nota, consideremos que menciona a dos empresarios mineros, pero olvida comentar que el precio de las acciones de sus empresas se encuentra en niveles mínimos en casi una década ante el desplome en los precios de las materias primas a nivel mundial.

Éstos y otros hombres de negocio de todo el mundo han resentido un deterioro brutal en la rentabilidad de sus operaciones, sin costo alguno para el erario público, precisamente porque están preparados para enfrentar este tipo de riesgos: si no fuera así, no serían empresarios exitosos.  Me pregunto si las compañías en manos del gobierno pueden hoy decir lo mismo —en pleno siglo XXI, algunas se siguen capitalizando con nuestros impuestos.

En la nota también me mencionan como “beneficiario de la privatización”, pero omiten aclarar que la rentabilidad de las operaciones de TV Azteca se ha visto erosionada por cambios muy profundos en la industria de medios a nivel mundial. También olvidan mencionar que en manos del gobierno, TV Azteca era una empresa que registraba enormes pérdidas financieras.

Obviamente, si TV Azteca siguiera en manos del gobierno hace muchos años hubiera quebrado –simplemente recordemos que cuando esta empresa era paraestatal tenía prácticamente nula audiencia, pocos anunciantes y escasos ingresos, sin mencionar que el director general fue reemplazado en promedio una vez al año. Hoy en cambio TV Azteca tiene una dirección firme y reacciona ágilmente ante cambios profundos y no siempre favorables en la industria donde opera.

Otro gran error de la metodología del estudio aludido es que confunde el valor de mercado de una empresa con sus ingresos, dos conceptos distintos: mientras que el primero mide lo que los inversionistas están dispuestos a pagar por una empresa en un momento dado, los ingresos son una variable que carece de significado si no se le restan los costos y los gastos para determinar un flujo.

El encabezado de la nota también es tendencioso, porque controlar acciones de un grupo empresarial es muy distinto a “ser dueño de X” porcentaje del PIB. Si mis recursos los mantengo en forma de acciones en empresas productivas, ¿quiere decir que puedo liquidarlas totalmente a valor de mercado? Obviamente no porque si salgo a vender todas mis acciones, es muy probable que su valor de mercado se colapse.

¿Queremos terminar con los ricos o con la pobreza?

Hace dos meses comenté, en una de las entradas más leídas, sobre este maniqueísmo terrible que ataca a la riqueza y exalta la pobreza, cuando deberíamos estar haciendo exactamente lo contrario. Al respecto, también compartí este video de Margaret Thatcher que no tiene desperdicio.

Simplemente consideremos la historia de los últimos cien años: en la extinta Unión Soviética, Corea del Norte, Cuba y más recientemente en Venezuela, se ha visto que atacar a los empresarios, lejos de eliminar la pobreza, hunde a las economías en el atraso y subdesarrollo más terribles —porque aunque sus recursos materiales son confiscados, las familias empresariales simplemente llevan su capital humano, que es más valioso que el monetario, a otros países. Esto es justo lo que hoy está pasando en Brasil y hasta hace poco en Argentina y Francia. La pérdida de empresarios de un país es naturalmente la ganancia de otros.

Propagar este confuso ideario anti-empresarial probablemente pretende conducir a los países al socialismo, que es una forma de gobierno que destruye nuestra libertad y nos hunde en la miseria.

Finalmente, debemos considerar que los empresarios constituyen un recurso sumamente valioso por múltiples razones; entre ellas tenemos que: (1) toman riesgos que nadie está dispuesto –o preparado—para asumir; (2) acumulan y multiplican el capital necesario para enfrentar estos riesgos; (3)  resuelven problemas de manera creativa e innovadora; (4) ofrecen productos y servicios que el gobierno es incapaz de ofrecer de manera eficiente, aceptable y oportuna; (5) crean millones de empleos; (6) pagan impuestos y (7) generan riqueza.

Desafortunadamente, Oxfam se ha involucrado en una cruzada global contra la riqueza. Ojalá que sus grandes energías y recursos los enfocaran en combatir la pobreza, que es mucho más difícil, pero que en teoría es su misión.

La desigualdad existe en toda sociedad humana donde el talento y otras cualidades se distribuyen o se adquieren de maneras exponencialmente distintas. Simplemente consideremos un músico como Yo-Yo Ma, un futbolista como Lionel Messi, un cineasta como Spielberg o un escritor como Mario Vargas Llosa. Todos ellos son extraordinarios en lo que hacen. Nunca hemos visto a los músicos manifestarse porque Yo-Yo Ma “concentra demasiado talento”, sería absurdo. Naturalmente, los ingresos de este violonchelista corresponden a su maestría.

El problema no es entonces la desigualdad en sí misma, que existe en todos los ámbitos humanos, sino la pobreza y la desigualdad de oportunidades, que es lo que realmente ofende. Me queda claro que en ello debemos trabajar: en crear oportunidades para que todos lleven una vida plena –con mucho o poco dinero.

La envidia es un sentimiento corrosivo que destruye a quien la promueve y a quien la padece. Basar nuestras políticas públicas en este nefasto sentimiento sólo nos llevará al fracaso. De la misma forma, me queda muy claro que atacar a los empresarios, lejos de resolver la pobreza, nos hundirá en la miseria.

El empresario es un recurso sumamente escaso que necesitamos promover, no atacar. Por ello, debemos ser muy críticos ante este tipo de notas tendenciosas y ONGs que arremeten contra el éxito empresarial y la riqueza porque simplemente no han logrado su misión de erradicar la pobreza. Todos debemos trabajar en ello, empezando con la pobreza extrema, precisamente a través de empresas exitosas que generen empleo y bienestar para las familias, no a través de políticas públicas que destruyen nuestro bienestar.

Entradas Relacionadas:

Comentarios [33]
Comentar

Comentando en el Blog: ¿La riqueza es perversa?

Mostrar/Ocultar reglas para comentar

¿Estás de acuerdo con las reglas de publicación?

Nombre  
Dirección de Correo Electrónico  
Ubicación  
Su comentario  

09.febrero.16
Carlos Alberto Tzuntzun , Los Angeles :

En mi opinión este artículo es bueno porque es verdad lo que se dice en él. Pero al igual, sólo dice lo que es conveniente. Por ejemplo, en mi opinión si las empresas como las ya mencionadas hubiesen dejado su futuro en las manos del gobierno, en este caso el mexicano, no serían ni la mitad de lo que ahora son. También muy cierto que en México como en todo el mundo, el "rico" sólo ve por el "rico" y eso jamás va a cambiar. El problema es que este tema está dividido en dos partes: entre los que defienden a los pobres y atacan a la gente de dinero y los que defienden a la gente de dinero y se olvidan de los pobres. Pero en realidad ¿quién se pone en medio de la balanza? ¿Por qué no en vez de atacar nos unimos mejor? Porque mientras empresas como Dish, Walmart, McDonalds, entre otras, que sí generan empleos en México pero si algunos de ustedes le preguntaran a algunos trabajadores de estas empresas lo que ganan, les daría pena porque lo que gana un empleado de estas empresas no alcanza para darle de comer a una familia de 4, más transportes ida y vuelta. ¿Por qué les cobran la comida en lugar de tener una cafetería donde puedan por lo menos tener un bocado en el estómago y no tener que pensar si se gastan el dinero que les queda en un miserable taco de 7 pesos o si guardan ese dinero para el pasaje de vuelta a casa? En conclusión, las empresas que invierten en estos países no lo hacen por el bienestar del país o su gente, lo hacen por lo bajo que es el costo de mano de obra y l

08.febrero.16
Víctor Magaña, San Luis Potosí:

Excelente punto de vista y efectivamente muy controversial, pero sí, debemos crear oportunidades en los diferentes ámbitos laborales y educar a las nuevas generaciones para que aprendan a conocer y desarrollar los temas empresariales y los del orden público. Felicidades y saludos a los interesados en mejorar el entorno.

08.febrero.16
Rubén Cárdenas, Edo. de México:

Tema controvertido, sin duda, genera opiniones divididas, pero hay algunas que se basan en conceptos equivocados, creo yo. Difiero de los comentarios del sr. Fernando González, por varias razones: primero, dudo que en Venezuela el 75% de la actividad económica sea de la iniciativa privada, sobre todo por las políticas estatistas del gobierno. Pero lo peor es que si ese país nada más se sostiene por el petróleo, es precisamente porque el gobierno ha coartado las libertades económicas y perseguido a los empresarios. Cuando habla de los empresarios mexicanos, olvida que a partir del TLC con EU y Canadá se han firmado varios acuerdos más que han ampliado los intercambios comerciales con muchos países y han diversificado la producción nacional, al grado de que la economía mexicana se ha despetrolizado. Sí hay empresarios que se arriesgan en México, pero todavía hay muchas trabas que impiden que haya más competencia, pero eso es en gran parte responsabilidad del gobierno. Y cuando se habla de “duopolio televisivo”, ¿en dónde quedan las nuevas opciones en televisión abierta –muchas de ellas ofertas culturales- y los cientos de canales de la televisión de paga y los formatos como Netflix?

08.febrero.16
Abraham Gallegos Estrada, La Paz, B. C. S.:

Completamente de acuerdo.

08.febrero.16
Fco Javier Morales CABRALES, Frontera , Tabasco:

1953, fue mi año de nacimiento y desde entonces he escuchado el dicho: "No ha nacido quien cuide lo ajeno". Viene a colación con tus comentarios de tu blog, y como ejemplo lo referente a TV Azteca, que si hubiese seguido en manos del gobierno ya hubiese quebrado pero como tiene dueño sigue en pie y produciendo. Los empresarios somos el motor del país, pues producimos el 87% de la planta laboral y la mayoría de los impuestos que recauda el pais. Pero como mencionas, tal parece que ser parte de ese gran motor es motivo de envidias y lo considero injusto pues hay que trabajar muy duro, resolver problemas, dejar la juventud, gran parte del tiempo ni convivir con tu familia, desgaste físico y emocional, que la gente no ve, por estar afinando y componiendo ese gran motor. Pero al verlo andar vale la pena el sacrificio y si lo llevas por el buen camino, puedes ir repartiendo y ayudando a mucha gente que el mismo gobierno no puede. Sin los hombres de empresa que tanta envidia crean, los gobiernos como tu mencionas estarían destinados a un rotundo fracaso. Saludos.

07.febrero.16
enrique cruz, Ciudad de Mexico:

Estoy de acuerdo con esto y por eso escucho a las personas que tienen razón, pero sigo a los que tienen ¡resultados! Y cambiemos el inconsciente colectivo de nuestro país, creo que la mejor manera es leer y obtener información y compartir con nuestros amigos y familiares, aunque claro muchos siguen en su zona de confort y es difícil.

07.febrero.16
Reyes Soto beltran, Hermosillo, Sonora, México:

Excelente artículo

07.febrero.16
Reyes Soto beltran, Hermosillo, Sonora, México:

Muy de acuerdo. Se necesitan grandes capitales para aumentar la producción y mejorar la economía en cualquier país.

07.febrero.16
Elena Goicoechea Carniado, Revista Mira Ciudad de México :

Acertado planteamiento. Además de desbancar mitos en torno a las causas de la pobreza y la ideología empobrecedora, cuyo origen es la envidia, sería necesario proponer maneras viables de combatir la pobreza extrema, así como la inequidad, que es la falta de oportunidades para desarrollar el propio potencial. Pues la igualdad, como bien apunta, es una utopía. Los seres humanos no somos iguales por naturaleza, por circuntancia y por libre albedrío.

07.febrero.16
Victor Manuel Valdes Aranza, Tultitlan Mexico:

Interesante, responsable y propositivo

07.febrero.16
Sergio Cavazos Milanes , Cd. De México :

Lamentablemente vivimos en una sociedad en donde se nos enseña que para ser rico hay que ser perverso, que la riqueza de unos es la ruina de otros, donde el pobre es el bueno de la película y el rico es el malo. Mucho de esa culpa la tienen los medios, como TV Azteca y Televisa, donde promueven esos valores malentendidos en muchos de sus melodramas, donde exaltan al pobre y menosprecian al rico. Se necesita un cambio de paradigmas donde todos los actores de la sociedad participen y definitivamente tiene que haber una repartición equitativa de la riqueza. Lo que no se vale es pagar sueldos miserables y obtener grandes utilidades.

07.febrero.16
Irma Torres Lara, Distriti federal:

Creo que no conocemos nada acerca del mundo de los empresarios y por eso es más fácil que nos hagan caer en ideas equivocadas. Soy un persona ya pensionada y pobre, pero sé que las personas que tienen dinero bien habido, y lo siguen haciendo crecer y lo comparten mediante la creación de fuentes de trabajo, no son malas (aunque a algunos se les olvida o no saben lo difícil que es vivir con un sueldo de 3,000 pesos y no hablo del salario mínimo ¿eh?). Aunque tampoco conozco de cerca a ningún empresario, considero que usted es una buena persona. Alguna vez leí algo que comentó sobre los consejos que le dio su mamá y dijo que fueron base para su formación, y desde ventonces sigo un poco su desempeño. Es usted una persona que me gusta y se agradece el tiempo y las acciones que toma para ayudar e informar. Reciba un afectuoso saludo.

07.febrero.16
Manuel Moscoso , Zitacuaro Mich:

Ricardo Salinas toca puntos en los que estoy de acuerdo en la mayoría. El gobierno es pésimo administrador, además de no resistir la tentación de su deporte favorito: "corrupción". Servicios como agua, petróleo, penitenciario, salud, energías, minería y turismo, deportes y otros, deberían ser privatizados. El único éxito gubernamental que he visto fue INFONAVIT modernizado por Víctor Borraz y equipo. Respecto a TV Azteca, difiero, la dirección ya es rancia, lenta y oxidada. Además que la TV si no apuesta por contenidos está condenada a morir. La soberbia y el contumaz actuar los ponen lejos de la preferencia. ¿Dónde está el enfoque al cliente? La TV está en crisis y Ricardo Salinas es especialista en sacar lo mejor de las críticas y crisis. La TV necesita un Walt Disney. Saludos.

06.febrero.16
Jorge Alberto Jimenez Aguirre, Ecatepec:

Muy interesante la forma en como se plantea el tema. Saludos Ricardo Salinas.

06.febrero.16
oscar gaytan ayala, guadalajara:

Hola. En verdad, para terminar con la pobreza debemos escuchar a nuestra gente que está cerca de nosotros para partir de ahí y generar la riqueza.

06.febrero.16
Luis Daniel, México:

La ciudadania vive en la creencia de que el gobierno debe de mantenerla, pero se les olvida que para obtener recursos económicos, para ello se requiere trabajo, trabajo que el gobierno no ha sabido otorgar, al ser malos administradores de los recursos. Muy acertado el comentario de don Ricardo Salinas al mencionar el ejemplo de Venezuela. Lo felicitó por tener la firme convicción de mejorar, aún hay gente dispuesta en apoyar la económia, generando empleos.

06.febrero.16
José Miguel Osorio rodriguez, Cuernavaca:

Excelente comentario Sr. Salinas

06.febrero.16
Gil Morales, Chihuahua :

Este tema es tan basto y tan complejo, que me parece debe enfocarse desde varias aristas. Una de ellas, tiene como fundamento que el origen de la riqueza proviene de 3 fuentes: tierra, trabajo y capital; de las tres solamente la primera es moralmente válida, puesto que es la única en la que no existe la explotación del hombre por el hombre. Sin embargo, se cae enseguida en el maniqueísmo, y hoy en día resultaría imposible llevarla a un terreno pragmático. El filósofo Plutarco escribió hace algunos siglos que existía mucha más diferencia entre los seres humanos que entre animales de una misma especie; una certeza innegable. Ahora bien, los roles que juegan los ricos se encuentran muy definidos. Estos arriesgan su capital creando fuentes de empleo para que los trabajadores alcancen gradualmente su desarrollo, donde las capacidades diferenciales determinan su nivel de progreso. Y es aquí donde interviene el gobierno en una de sus funciones primordiales, que es la justa redistribución de la riqueza.

05.febrero.16
Emilio Cabrero, Mexico:

Coincido, lo inaceptable es únicamente la pobreza.

05.febrero.16
Felipe Ram, Ciudad de México:

Los gobiernos sólo quieren más pobres, ya que la pobreza muchas veces va acompañada de la ignorancia, así tienen personas fáciles de manipular. Debería tratar en una entrada las estrategias de manipulación de Noam Chomsky, conocerlas hace comprender mejor el actuar de los gobiernos. ¡Saludos!

05.febrero.16
Fernando Gonzalez, Edo. Méx:

Señor Salinas, con todo respeto discrepo de su opinión, no por prejuicios vanos sino por hechos palpables a la vista de todos, como lo es que en Venezuela el 75% de la actividad económica es de los empresarios privados, y aún así lo que más exporta Venezuela es por mucho petróleo. Segundo, nuestros maravillosos y valientes empresarios mexicanos, tienen más de 40 países con los cuales hacer negocio y adivine qué... se van a EU a "competir". Las micro y medianas empresas no tienen capacidad de competir con otras porque el "empresario" valiente no existe, solo un oligopólico cobarde en cada uno de los sectores de la economía nacional. Los pocos "exitosos" simplemente forman parte de un sistema podrido que se dedica a cuidar su lugar, o qué ¿Bimbo no es monopolio?. Azteca y Televisa es duopolio, las manufacturas son trasnacionales, o ¿usted conoce a un valiente grupo de empresarios mexicanos que diseñen y manufacturen autos, aviones, refris, algo?

05.febrero.16
José Alfredo Hernández Linares, Ciudad de México:

Deseo iniciar mi comentario con una reflexión: zapatero a tus zapatos. Ni todo mundo puede ser rico ni tampoco pobre, los extremos son perversos. Qué falta, el verdadero equilibrio, es decir una mejor distribución de la riqueza. Asimismo, cada persona debiera hacer su labor de la mejor manera, el gobierno a gobernar bajo un concepto de bienestar común, el empresario a ofrecer bienes y servicios de la mejor calidad a precios justos en beneficio de la sociedad, el investigador a establecer objetivos claros, concretos y medibles en pro del bien común, etc., etc. La realidad es que falta definir con toda claridad la misión de las entidades protagonistas en la sociedad y sancionar severamente al que se salga de los parámetros acordados. Si el empresario debe generar riqueza que así sea y que se ocupe de distribuirla adecuadamente a los inversionistas, gobierno, trabajadores, etc. Si una organización no lucrativa tiene como función atacar la pobreza que aporte ideas de cómo hacerlo, pero no criticando y violentando a la sociedad de una supuesta injusticia de las personas talentosas. Los extremos son perversos y los equilibrios no son imposibles. Logrado esto viene la auto regulación social, económica, cultural, etc.

05.febrero.16
Carlos Martínez Tenorio, León Guanajuato :

No lo hubiera podido explicar mejor, de acuerdo con todo.

05.febrero.16
Arq.Roberto Saldivar Olague, Zacatecas:

La riqueza económica bien habida es una bendición. Cuando esta riqueza se comparte creando empleos y generando oportunidades es una bendición. No es malo tener dinero, lo malo sería, cómo los avaros, retenerla guardada por su origen. Si el rico pone su dinero a trabajar, lo comparte y hace posible que muchas personas y familias disfruten tambien de esos beneficios. La riqueza que viene de la corrupción o de fuentes no legítimas y que hacen daño y dan muerte a jovenes y a familias, esa sí es mala.

05.febrero.16
Leticia, Álvaro Obregón:

La fuga de capital humano, especialmente la famosa “fuga de cerebros”, es algo que no podemos permitir y empieza con la falta de oportunidades para los jóvenes de desarrollarse profesionalmente. Debemos encontrar cómo crear oportunidades para el talento que se tiene en el país y aprovecharlo al máximo porque como menciona, la pérdida de talento de un país es naturalmente la ganancia de otros.

05.febrero.16
eduardo izábal villicaña., hong kong, acapulco, mexico city.:

Saludos a Ricardo y lo mejor, lets work hard, long term.

05.febrero.16
Raúl Villegas, Ciudad de México:

Excelente blog porque explica muy bien cómo la envidia de los que no pueden o quieren hacer las cosas, sólo hablan y hacen comentarios tendenciosos en contra de los que sí hacen, pueden y logran alcanzar sus metas, beneficiando tanto a los que les ofrece empleo, como a sus clientes, para que ambos grupos desarrollen y alcancen un patrimonio. Sus puntos de lo que hacen los empresarios: (1) toman riesgos que nadie está dispuesto –o preparado— para asumir; (2) acumulan y multiplican el capital necesario para enfrentar estos riesgos; (3) resuelven problemas de manera creativa e innovadora; (4) ofrecen productos y servicios que el gobierno es incapaz de ofrecer de manera eficiente, aceptable y oportuna; (5) crean millones de empleos; (6) pagan impuestos y (7) generan riqueza, totalmente superan a lo que los envidiosos o gobiernos hacen, que son solo malos administradores, quiebran o toman la actitud de querer un papá gobierno que sólo les regalen el dinero, sin trabajarlo, y para uso personal sin que éste sea invertido y genere riqueza. Lejos de escribir o comentar negativamente o se quejen, o reflejen sus envidias, sería mejor que propongan y trabajen para superarse y por lo menos ser mejores ciudadanos.

05.febrero.16
Miriam Valle, Ciudad de México :

Considero que la riqueza no es perversa dependiendo de la manera de adquirir esta , si una persona es rica por su casa o se ha enriquecido por medios éticamente correctos, sin robo, fraude o engaño, este enriquecimiento es moralmente positivo , pero si lo hace de manera ilícita es totalmente perverso . Felicidades a usted por abrir tantas fuentes de trabajo mi admiración y respeto .

05.febrero.16
Jorge F., México:

Un país sin empresarios cae en decadencia. Debemos promover una cultura emprendedora para México y dejarnos de críticas a los que crean empleos y riqueza. Concentrémonos en buscar más de éstos emprendedores para que entre ellos compitan y todos obtengamos los beneficios de un mercado participativo y próspero.

05.febrero.16
Julio Santos, San Pedro Garza García:

Ricardo, ¿cuál es tu opinión en cuanto a tus asesores? ¿Es la regla o la excepción el no hacerles caso? ¿Es una falta de control de impulsos de tu parte o ellos no están calificados? Es evidente que tus resultados están a la vista y has sido muy asertivo en los negocios. Ignoro si tus asesores tienen un éxito similar al tuyo en lo personal, en porcentaje de aciertos. En cuanto al tema que abordas, acabo de leer el libro "El hombre de ZARA" escrito por Covadonga O''Shea, sobre la historia de éxito de Amancio Ortega, donde promueven una imagen de un empresario muy exitoso y muy humanista. Se los recomiendo, tiene muy buenas ideas. Mi muy personal punto de vista es que debemos de promover la empatía entre los dos polos, los muy ricos y los que sólo tienen los recursos más elementales. No me gusta usar la palabra pobres, porque creo que el ser pobre es un estado mental, no económico. Y educar a los necesitados para que puedan generar su propia riqueza, para ese propósito el autor Robert Kiyosaki es un experto. El que te des el tiempo de escribir este blog es una muy buena manera de promover la empatía de la que hablo. Que tengan un excelente fin de semana.

05.febrero.16
Wilfrido Mares, San Miguel Allende:

Se me hace muy interesante la información que nos proporciona, ya que por valores mal inculcados y por la mala información que nos dan o nos transmiten en ciertos medios, es la forma en la cual la vemos. Pero siempre por la envidia de que por qué el sí y yo no o porque alguien tiene más queremos verlos igual o peor que nosostros, en lugar de ponernos a ver qué estamos haciendo mal para mejorar nuestra economía o nuestra ideología, ya que en algunos casos es muy mala.

05.febrero.16
ISMAEL GARCIA, Monterrey,N.L:

Ricardo me gustó tu vasta explicación del artículo en cuestión. Es muy cierto que el latino tiene un problema de apreciación de la riqueza y la pobreza, ésta les da lástima y la riqueza les da envidia. Pero el ser un empresario exitoso tiene sus sacrificios porque se arriesga una buena cantidad de recursos para hacer funcionar una empresa y recursos humanos también, porque sin esto no funciona. ¡¡¡Felicidades!!!

04.febrero.16
Rafael Mondragón, Toluca:

Don Ricardo: comparto su forma de pensar y le admiro. Soy un empresario toluqueño que hace 15 años inició su empresa y hoy es fuente de empleo para 1,200 personas. No sabe cómo me gustaría conocerlo personalmente, ¿aceptaría mi invitación? Saludos.

CERRAR

Enviar